Chávez insulta a Blair por "inmiscuirse en Venezuela"

"Váyase largo al cipote, señor Blair", dijo ayer el presidente venezolano, Hugo Chávez, al referirse a los comentarios sobre Venezuela hechos poco antes por el primer ministro británico, Tony Blair, quien durante una intervención en la Cámara de los Comunes instó al Gobierno de Venezuela a respetar las "reglas de la comunidad internacional" si quiere ser respetado en el mundo.

"No sea sinvergüenza. Usted no tiene ninguna moral para llamar a respetar las reglas de la comunidad internacional, porque usted es uno de los que las ha violado, atropellando a pueblos en Irak y en otras partes del mundo", dijo Chávez en un acto académico en El Tablazo, a 700 kilómetros al oeste de Caracas.

El presidente venezolano señaló que es la primera vez que un gobernante europeo se inmiscuye directamente en los asuntos de su país y dijo que ello representa la apertura de un "nuevo frente" en Europa por parte del imperialismo. Blair es un "un peón subordinado a los mandatos de Washington para abrirnos un frente de batalla en Europa, pero no podrán con nosotros los viejos imperialismos, se llamen Tony Blair o George W. Bush, que en el fondo son lo mismo", añadió Chávez. Y advirtió a Blair: "Usted se metió conmigo. Ahora me tendrá que aguantar, caballero, porque de aquí en adelante voy a estar pendiente de lo que usted diga o haga. Habrá que buscarle un calificativo, como Bush tiene el de Mr. Danger [señor Peligro], porque él fue el que abrió fuego desde allá".

Chávez insistió en que la repentina incursión del Reino Unido en el conflicto entre Venezuela y EE UU no es casual por ser Blair "el primer aliado del genocida y asesino número uno que hay en este planeta: Mr. Danger Hitler", y recordó que Blair también "arremetió" contra Cuba.

"Una alianza con Cuba"

Chávez reaccionaba así a la respuesta de Blair en los Comunes a un requerimiento del laborista Colin Burgon. Éste preguntó al primer ministro si compartía la satisfacción de muchos diputados británicos sobre el giro a la izquierda en Latinoamérica "con la llegada de gobiernos al poder que defienden los intereses de la mayoría y no de la minoría", y que si estaba de acuerdo en que sería una "mala noticia" permitir que la política en esos países, sobre todo en Venezuela, fuera definida por "una agenda realmente republicana y derechista del Gobierno de EE UU".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"Lo que es importante", respondió Blair, "es que el Gobierno de Venezuela se dé cuenta de que si quiere ser respetado, debería cumplir las reglas de la comunidad internacional". "También quiero decir, con el mayor de los respetos para el presidente de Venezuela, que cuando él forma una alianza con Cuba, preferiría ver en Cuba un país con una democracia auténtica", apuntó Blair, quien agregó que "lo más importante es que esos países, en Suramérica y Norteamérica, se den cuenta de que tienen mucho en común y mucho que ganar entre ellos con los principios de la democracia".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS