Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Reinhart Koselleck, teórico de la historia conceptual

Creó el Centro para la Investigación Interdisciplinar de Bielefeld

Reinhard Koselleck nació en Görlitz, Alemania, en 1923. Estudió en la Universidad de Heidelberg. Ejerció la docencia en las universidades de Heidelberg y Bielefeld. Autor del diccionario Conceptos históricos fundamentales. Léxico Histórico del lenguaje político-social en Alemania. Falleció el 3 de febrero.

El historiador Reinhart Koselleck falleció el viernes pasado, 3 de febrero, a la edad de 82 años, según ha informado la Universidad de Bielefeld, de la que era uno de sus padres fundadores y actualmente profesor emérito.

Nacido en Görlitz en 1923, ejerció su magisterio en Bristol y Heidelberg (donde estudió Historia, Filosofía, Derecho Constitucional y Sociología) antes de contribuir a la creación del prestigioso Centro para la Investigación Interdisciplinar de Bielefeld, un foro con resonancia mundial en el que se debatieron algunas de las cuestiones capitales de la cultura de esos años: las relaciones entre historia conceptual e historia moderna, esto es, entre lenguaje e historia (fue uno de los discípulos aventajados del hermeneuta Hans-Georg Gadamer), y el diagnóstico de la crisis de la modernidad (nunca ocultó su deuda intelectual con Carl Schmitt).

Amén de su peregrinaje académico internacional (fue profesor invitado en Chicago, Nueva York, París, Tokio,...), auspició, junto a W. Conze y O. Brunner, un macroproyecto que le ha granjeado el respeto de toda la comunidad científica, el portentoso diccionario Conceptos históricos fundamentales. Léxico histórico del lenguaje político-social en Alemania.

Entre su prolífica obra destacamos tres hitos: Crítica y crisis. Un estudio sobre la patogénesis del mundo burgués (1959), Futuro pasado. Para una semántica de los tiempos históricos (1979) y Estratos del tiempo. Estudios sobre la Histórica (2000), traducidos total o parcialmente, con desigual fortuna, al castellano.

Galardonado con los premios Reuchlin (1974), Colegio Histórico (1989), Sigmund Freud a la mejor prosa científica (1999) y Ciudad de Münster (2003), en los últimos tiempos lideró un grupo de trabajo sobre el tema Monumentos funerarios e imágenes de la muerte, entre arte y política.

A este asunto, la iconología de la muerte violenta y su incidencia en la identidad y en la memoria nacional, aludió prolijamente en su reciente visita a España en la primavera de 2005, siendo sus anfitriones el Profesor Javier Fernández Sebastián (codirector, junto a Juan Francisco Fuentes, del Diccionario político y social del siglo XIX español, que sigue la estela de la Historia conceptual) y el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.

Es menester subrayar la presencia cada vez más pujante de las líneas de investigación iniciadas por este autor en las Ciencias Humanas y Sociales de nuestro país (como ilustra la revista dirigida por José Luis Villacañas, Res publica, los congresos - en Valencia, Madrid y el País Vasco- que se le han dedicado, y las ediciones de Antonio Gómez Ramos y Faustino Oncina) y de Iberoamérica (destacando E. Palti y J. Feres).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de febrero de 2006