Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para los dos detenidos por atropellar de forma intencionada a un joven que murió

La titular del juzgado número 3 de Cornellà de Llobregat ordenó ayer el ingreso en prisión de los dos detenidos acusados de atropellar mortalmente, y de foma presuntamente intencionada, el pasado fin de semana a un joven frente a una discoteca del barrio Almeda de Cornellà.

Emmanuel Pérez, de 25 años, y José Villa, de 24, entraron en los juzgados a primera hora de la mañana de ayer. Por la tarde, tras prestar declaración, abandonaron las instalaciones con las manos esposadas y cubiertos con capuchas para evitar mostrar sus rostros. La juez consideró probado que los dos detenidos actuaron de forma intencionada, por lo que dictó orden de encarcelamiento provisional, que se ejecutó de inmediato, puesto que los detenidos fueron conducidos a la cárcel Modelo.

El abogado de uno de los detenidos señaló que presentará un recurso para solicitar la puesta en libertad de los jóvenes. Al mismo tiempo, afirmó que los detenidos se habían declarado inocentes ante la juez.

Los dos jóvenes se entregaron el lunes en la comisaría de policía de Cornellà. Emmanuel Pérez conducía el Seat Ibiza plateado que golpeó y pasó por encima de Aaron V. L., de 24 años y vecino de Premià de Mar, que después murió. A su lado, en el puesto de copiloto, se encontraba José Villa. Todo empezó cuando ambos, desde dentro del coche, según explicaron los testigos, intentaron provocar a un grupo de amigos entre los que figuraba Aaron V. L. Al ver que no hacían caso de sus provocaciones, avanzaron unos metros con el coche, hicieron un trompo y aceleraron en dirección a los jóvenes, que pudieron esquivar la primera embestida. El coche repitió el giro y esta vez alcanzó de pleno a Aaron, mientras que a otro joven le dio un golpe lateral y le hirió en una pierna.

Los dos presuntos homicidas trabajaban, y vivían con sus padres. Emmanuel Pérez, de L'Hospitalet, estaba empleado en una empresa de seguridad, mientras que José Villa, de Cornellà, era camionero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de febrero de 2006