Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El padre del piloto que se estrelló en Baeza critica a Bono

Ramón Cabezas, padre de José Francisco Cabezas Torres, el capitán del Ejército de 33 años fallecido el 2 de septiembre al estrellarse su avión sobre una vivienda de Baeza (Jaén), suceso en el que murieron también una mujer y su hija de ocho meses, ha anunciado la presentación de una querella criminal contra el ministro de Defensa, José Bono, por considerar que "juzgó y condenó sin juicio previo" a su hijo.

"Los Ejércitos están para defender a los españoles y no para producirles desgracia y muerte", señaló el titular de Defensa al desplazarse a Baeza horas después del accidente. Además, el ministro informó de que el piloto volaba fuera del espacio que le había sido asignado y de que con anterioridad ya se le había abierto un expediente por hechos similares.

El padre del piloto, en una carta enviada a la prensa local, niega que su hijo incumpliese las órdenes del Ejército y cuestiona la seguridad del aparato siniestrado, un C-101, del que dice que tenía una antigüedad de 25 años y al que "le faltaban por pasar algunas revisiones". También asegura que, según la hoja de servicios de su hijo, éste no tenía expediente alguno y sí, en cambio, una medalla y alguna mención especial. Además, Ramón Cabezas sostiene que su hijo "tenía vuelo autorizado a discreción y a baja cota, es decir, a 1.000 pies o 330 metros de altura".

Ramón Cabezas alude al informe de la Guardia Civil en el que, a su juicio, se establece que su hijo "no intentó lanzarse, sino que trató de sacar el avión fuera de la población y por décimas de segundo no lo consiguió".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006