El Ayuntamiento localiza en Lavapiés más de 3.600 infraviviendas habitadas

Gallardón pretende limitar el número de personas empadronadas en cada piso

Los técnicos de la Concejalía de Urbanismo, dirigida por Pilar Martínez, han descubierto una bolsa de 5.700 viviendas en estado ruinoso en 28 manzanas de Lavapiés, en el barrio de Embajadores (Centro). Al menos 3.621 de esas casas han sido calificadas como "infraviviendas", esto es, no cumplen con las condiciones mínimas de habitabilidad -son diminutas, carecen de ventilación, tienen servicios comunes para varios vecinos...- y el Ayuntamiento debe ahora rehabilitarlas, según el primer balance del Plan de Acción para el centro (la prometida "cirugía del Centro" anunciada por el alcalde Alberto Ruiz- Gallardón).

Martínez afirmó ayer -tras ofrecer un primer balance del plan- que su departamento va a estudiar cómo hacer frente a esa reforma, y en qué grado debe ser rehabilitada cada casa. Pero adelantó que, en éste como en otros casos de actuación del Ayuntamiento sobre el tejido urbano degradado, el Gobierno municipal se ha topado con un problema: muchas viviendas ruinosas o incluso infraviviendas están habitadas por varias familias, que viven hacinadas y a las que luego los servicios sociales deben realojar mientras duran las obras. Para evitar esa situación, que además y sobre todo es "peligrosa" para las familias, Urbanismo prepara una ordenanza en la que podría fijarse un número máximo de inquilinos por cada tipo de vivienda, en función de su tamaño y características.

El Ayuntamiento no puede establecer ese tope si el Ministerio de Economía, cuyo titular es Pedro Solbes, no cambia el reglamento del padrón, que permite empadronarse a un número ilimitado de personas en una casa. Gallardón pedirá al ministerio que cambie esa norma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50