Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Consumidores a precios bajos

Carrefour y Alcampo toman medidas para captar clientes de las tiendas superdescuento

Las tiendas de superdescuento suponen aproximadamente el 16% del consumo alimentario en España. Frente a la estabilidad en las ventas en otros segmentos de la distribución, este tipo de formatos acapara casi la totalidad del aumento de la demanda.

Captar a la clientela de las tiendas superdescuento se ha convertido hoy en uno de los objetivos principales de los grandes grupos de distribución como las multinacionales Carrefour y Alcampo.

Cadenas de superdescuento como Día, Lidl, Plus y Aldi, suponen ya el 16% de la demanda alimentaria gracias al empuje de la inmigración

El consumo alimentario en España mantuvo en los años precedentes un cierto estancamiento en volumen, que se ha roto en los últimos tiempos por el peso creciente de la inmigración, que ya supone casi el 9% de la población. La nueva demanda, según los datos manejados por el sector, afecta a todo tipo de segmentos de la distribución. Pero el mayor impacto positivo se ha producido en las cadenas de distribución especializadas en ventas a precios bajos, como son las tiendas de superdescuento.

En este segmento de establecimientos, el grupo Dia, perteneciente a la francesa Carrefour, mantiene su liderazgo con una cuota del 61%. Junto al grupo francés, el mercado del superdescuento se halla copado por los grupos alemanes Lidl, con una cuota del 20%, Plus, con el 11%, y Aldi, con el 6%.

Las cadenas alemanas desembarcaron en España en los años noventa y hasta la fecha no habían logrado despegar. Hoy, tras casi una década de inversiones y una política de expansión con resultados negativos, sus establecimientos de superdescuento han abandonado los números rojos y no dejan de crecer ayudados por los precios bajos y por la introducción de un número reducido de productos de Europa del Este que actúan como reclamo para los inmigrantes de esos países.

Dominado ese espacio de la distribución, las cadenas de superdescuento tratan de captar ahora nuevos clientes con una mayor oferta de producto fresco, pero sin abandonar la línea de precios bajos.

La respuesta de los grandes

El segundo efecto de la mayor demanda se está traduciendo en un esfuerzo por parte de los demás grupos y segmentos de la competencia en la distribución, desde los hipermercados a los supermercados, para captar a esa población consumidora.

Carrefour, líder en España en la distribución, centra su ofensiva en este segmento de las compras a bajo precio en la filial Dia, que cuenta ya con casi 2.700 tiendas. A esta apuesta responde también el proceso de reconversión o desmantelamiento de su filial de supermercados Champion, con la venta de más de 40 establecimientos y el traspaso de otro medio centenar a la cadena Día, y la reestructuración de casi otro centenar de sus locales bajo las enseñas de Carrefour Express o como mini-hiper del grupo.

La respuesta a esta situación del mercado desde el grupo Alcampo, filial de la francesa Auchan, se concreta hasta ahora en la introducción de tiendas superdescuento dentro de las instalaciones de algunos de sus hipermercados. El proyecto, aunque tiene todavía carácter experimental, no es nuevo para Auchan, que lo ha desarrollado ya en Francia. En el grupo, la iniciativa no se ve como una competencia para las ventas de los hipermercados, sino como una forma de atraer al hipermercado al cliente más propenso a las cadenas de superdescuento.

En estos espacios diferenciados en el seno de los hipermercados se ofrecen productos envasados y la novedad más importante es la oferta de productos a granel, sobre todo legumbres. En el conjunto de los productos envasados hay un claro dominio de productos de alimentación seca, como pastas o dulces, junto a otros como frutas y hortalizas en general. En la nueva oferta de Alcampo no se comercializan productos bajo la marca de la distribución o marca blanca del grupo. En este tipo de tiendas, Alcampo ofrece productos a precios bajos de segundas marcas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de enero de 2006