Los homicidios descendieron un 3,6%, con 46 muertes menos que en 2004

Los delitos bajaron ligeramente mientras que las faltas se incrementaron un 6,2%

Las infracciones penales siguieron creciendo en 2005, aunque los delitos más graves descendieron. En el año que acaba de terminar se produjeron 46 homicidios menos que en 2004, lo que representa una bajada del 3,6%. La subida general de la delincuencia, de un 2,5%, se debió sobre todo al incremento de las faltas (62.339 más, un 6,2%). Los delitos, sin embargo, descendieron ligeramente (1,6%) gracias a la bajada de robos, hurtos y demás infracciones contra el patrimonio. Los datos de España son mejores que los de otros países como Reino Unido, Alemania o Francia.

Es el segundo año consecutivo que los delitos más graves -los homicidios y asesinatos- descienden. El punto de inflexión se produjo en 2003, último año de Gobierno del PP, cuando se contabilizaron 1.366 crímenes de este tipo. Al año siguiente se produjeron 85 homicidios menos (1.279), cifra que volvió a reducirse el año pasado para quedarse en 1.233. En total, los delitos contra la vida han caído casi un 10% en los dos últimos años, según los datos del Ministerio del Interior, que no recogen las cifras de la Ertzaintza y los Mossos d'Esquadra.

Los delitos contra el patrimonio -los que más alarma social generan ente los ciudadanos y que representan casi el 80% del total- también tuvieron mucho que ver en el descenso general de las infracciones penales graves. Mientras que en 2004 se produjeron 772.732 ilícitos de este tipo, su número se redujo a 704.247 (un 3,2% menos) doce meses después. Los hurtos y los robos de vehículos fueron los tipos penales que más bajaron (13,4% y 7%, respectivamente), pero los robos con fuerza e intimidación se mantuvieron en niveles similares a los de 2004.

A pesar de los descensos registrados en esas dos categorías, los datos generales de criminalidad se incrementaron en un 2,5% respecto al año anterior con 47.823 infracciones más. La causa fueron las faltas, que crecieron un 6,2% compensando el tímido descenso de los delitos (1,6%). Las perpetradas contra personas (lesiones, amenazas, injurias) registraron el ascenso más pronunciado (un 10,8%).

En cuanto a la tasa de criminalidad (el número de infracciones conocidas por cada 1.000 habitantes) se quedó en 49, mejorando significativamente la de otros países de nuestro entorno como Reino Unido (105,4), Alemania (80,4) o Francia (63,9). El porcentaje de ilícitos esclarecidos siguió creciendo, aunque menos que en años anteriores (29,5% frente al 29% de 2004 y 27,6% de 2003).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50