La inflación alemana alcanza el 2%, la mayor tasa en cuatro años

El precio de la energía aceleró el encarecimiento de la vida en Alemania en el año 2005 hasta una media anual del 2%, el nivel más alto de los últimos cuatro años, según informó ayer la Oficina Federal de Estadísticas en Wiesbaden. La inflación alemana se sitúa así en el límite máximo que fija el Banco Central Europeo para los países del euro.

Se trata del mayor aumento interanual de precios registrado desde 2001, año en que Alemania salía del auge de la nueva economía y las empresas de Internet para sumirse en un estancamiento del que ahora parece salir.

En 2001, la inflación alcanzó también el 2%, mientras que entre los años 2002 y 2004 se movió en niveles mucho más moderados: 1,4%, 1,1% y 1,6%, respectivamente. Alemania presenta un índice de precios al consumo (IPC) más bajo que muchos países de la zona euro y algo inferior a la media (el 2,2%).

La energía, a causa de los elevados precios que alcanzó el petróleo en la segunda mitad del año, fue la responsable de gran parte de la inflación registrada el año pasado en Alemania. Sin ella, el índice de precios se habría quedado en un moderado 1,1%. Otro factor importante fueron los aumentos del impuesto del tabaco que se produjeron en diciembre de 2004 y septiembre de 2005.

Los derivados del petróleo aumentaron de precio un 12,3% de media el pasado año, mientras que la energía para uso doméstico lo hizo un 11,8%. Dentro de esta categoría de productos, el mayor ascenso lo registró el gasóleo de calefacción, con un 32% de subida.

La Oficina Federal de Estadísticas calculó en un 1,9% el IPC armonizado, que es el que permite hacer comparaciones con otros países de la Unión Europea.

En diciembre del pasado año, los precios subieron un 2,1% con respecto al mismo mes de 2004 y un 0,9% en relación con noviembre de 2005. Esto supone un ligero debilitamiento del impulso al alza registrado en los meses anteriores, debido a que por primera vez no se hizo notar el aumento del impuesto del tabaco que entró en vigor el 1 de diciembre de 2004.

El gasóleo de calefacción aumentó de precio el mes pasado un 33,6% con respecto a diciembre de 2004, mientras que la electricidad lo hizo un 4,2%, y el gas, un 14,9%. Los ascensos con respecto a noviembre tuvieron más que ver con factores estacionales, como los viajes. Muchos alemanes prefieren pasar las navidades en lugares cálidos, para lo que el mes pasado -temporada alta- tuvieron que pagar un 31,3% más que en noviembre. Los servicios hoteleros también sufrieron aumentos de precio del 24%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50