Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno catalán ofrece 40 pisos para los desalojados

Los 46 vecinos desalojados a causa de la explosión de gas en el barrio del Fondo podrán alojarse, de forma provisional, en pisos de alquiler. La Generalitat, a través de la empresa pública Adigsa, ha puesto a disposición de los afectados 40 viviendas distribuidas en los municipios próximos de Barcelona, Badalona y Montcada i Reixac. Aunque Adigsa no tiene viviendas disponibles en Santa Coloma de Gramenet, los vecinos que lo deseen podrán quedarse en la ciudad. Las agencias de compraventa y alquiler del municipio han ofrecido pisos de alquiler a bajo precio. El pago estará avalado por el Gobierno catalán.

De los afectados, 33 tuvieron que pasar la noche del jueves en la pensión San Justo, en Santa Coloma, y en otros hoteles de Badalona y Barcelona. Otros optaron por quedarse en casa de amigos y familiares.

Los vecinos de los inmuebles situados en los números 64 y 68 de la Rambla del Fondo pasaron ayer por la tarde a recoger sus muebles y otros enseres, que serán depositados en un almacén municipal. Según fuentes del Ayuntamiento, podrán volver a casa dentro de unos meses. Más de un año tendrán que esperar para regresar los inquilinos del número 66, que ha quedado muy afectado a causa de la explosión y será derribado el lunes.

Por otra parte, continúan ingresadas en el hospital de Vall d'Hebron nueve personas. Tres de ellas se encuentran en estado muy grave, siguen inconscientes y con ventilación mecánica, aunque ayer se estabilizaron. La persona que se encuentra en situación crítica -la madre de la joven que murió en el entresuelo del número 66- sigue con quemaduras en más de la mitad del cuerpo. Tanto un bombero, con traumatismo facial, como un operario de Gas Natural, con quemaduras en la tercera parte del cuerpo, fueron operados ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de enero de 2006