Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO INTERNACIONAL

Desarticulada una red islamista vinculada al suicida que mató a 19 italianos en Irak

Los agentes sospechan que uno de los grupos detenidos ayudó a huir a dos implicados en el 11-M

La policía y la Guardia Civil detuvieron ayer a 20 personas a las que acusa de pertenecer a dos células islamistas dedicadas a enviar a terroristas a Irak. Uno de los grupos, dirigido por Mohamed Mrabet Fhasi desde Vilanova i la Geltrú (Barcelona), supuestamente reclutó al argelino Belgacem Bellil, el suicida que conducía un coche que estalló el 12 de noviembre de 2003 en la sede de las tropas italianas en Nasiriya, asesinando a 19 italianos y 9 iraquíes. Estas operaciones confirman el uso de España como base logística de la red de Al Zarqaui y que existen grupos asentados con capacidad de atentar.

Las dos células descubiertas están relacionadas con Al Zarqaui, cuya red usa España como base logística

Bellil, el terrorista suicida argelino que voló el cuartel italiano en Nasiriya, fue captado desde Vilanova i la Geltrú

Entre los detenidos se encuentran el imán, su suplente y el portavoz de una mezquita de la localidad barcelonesa

Los investigadores asocian a los detenidos con el Grupo Islámico Marroquí, vinculado con el 11-M

La operación, en la que han participado 500 funcionarios, ha sido fruto del trabajo simultáneo del Centro Nacional de Inteligencia, la Comisaría General de Información de la Policía y el Servicio de Información de la Guardia Civil. Las dos redes desarticuladas, con interconexiones entre sí, están relacionadas con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM, implicado en los atentados del 11-M y Casablanca, con casi 250 muertos en conjunto) y el Grupo Salafista para la Predicación el Combate (GSPC, uno de los más activos en Europa y vinculado a Al Zarqaui, el presunto líder de Al Qaeda en Irak).

Una de las operaciones, denominada Génesis por la policía y Chacal por la Guardia Civil, tuvo su epicentro en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). El grupo asentado en esta localidad estaba dirigido por el detenido Mohamed Mrabet Fahsi y supuestamente se dedicaba a "la captación, reclutamiento y apoyo logístico a las redes de envío de terroristas suicidas a Irak".

La red había estado liderada con anterioridad por Abdeladim Akoudad, Nadufel, hasta que fue detenido en Badalona (Barcelona) el 14 de diciembre de 2003, por su supuesta relación con los atentados de Casablanca. Posteriormente, fue acusado de haber sido el coordinador del grupo Hofstad, juzgado en la actualidad en Holanda por el asesinato del cineasta holandés Theo van Gogh, el 2 de noviembre de 2004.

Este grupo, aún liderado por Nadufel, supuestamente reclutó a Belgacem Bellil, le sufragó los gastos del viaje, le prestó documentación falsa y se encargó, a través de contactos en Siria, de introducirlo en Irak.

Belgacem conducía uno de los dos coches bomba que estallaron a las 12.00 del 12 de noviembre de 2003 en el cuartel general de las tropas italianas en Nasiriya, causando la muerte de 12 carabineros, cinco soldados y dos civiles italianos, y nueve iraquíes.

Expulsado de Siria

El trabajo de Nadufel fue seguido por Mrabet Fahsi, Abdelghaffour, (Tánger, 28 de noviembre de 1968) y también por Ahmed Said Hssisni, detenido en mayo de 2004 en Siria cuando intentaba entrar en Irak y expulsado a Marruecos el 19 de enero de 2005, tras haber supuestamente combatido en Faluya, a las órdenes de Abu Musab Al Zarqaui. Mrabet, además de dar alojamiento a los candidatos a ir a Irak, "se dedicaría a la obtención de fondos para la causa iraquí y costear los viajes de los combatientes". Para ello, según fuentes de la policía y la Guardia Civil, contaba con diferentes negocios legales (una pollería y dos carnicerías en Vilanova), parte de cuyos beneficios "se dedicarían a financiar sus actividades dentro de la red Al Qaeda".

La operación de Vilanova ha llevado a la detención de Mohamed Samadi (Tánger, 4 de diciembre de 1971), imán de la mezquita El Forkan, sita en la calle Contxita Solé, de la citada localidad barcelonesa. Junto a él han sido arrestados el portavoz de dicho centro religioso, Mustafa Fawzi (Marraquech, 17 de octubre de 1967), y quien hacía de imán sustituto, Mustafa El Satty (Chefchaouuen, Marruecos, 1 de enero de 1967).

También fueron detenidos en dicha ciudad el turco Saffet Karakoc (4 de marzo de 1967) y Hassan Mordoude (Mohammedia, Marruecos, 26 de agosto de 1967). Estos dos y el ya citado Ahmed Said Hssisni viajaron en los meses de febrero y marzo de 2004 desde España a Siria. El turco pudo regresar, pero los otros dos fueron detenidos en abril y expulsados a Marruecos en enero.

Con ellos se fue a Irak, fue detenido en Siria y expulsado Mimoum Belhadj, la persona que acogió en su casa a su primo Mohamed Belhadj y Mohamed Afallah, ambos huidos del 11-M tras el suicido de los terroristas en un piso de Leganés, el 3 de abril de 2004. Afallah supuestamente se suicidó en Bagdad, entre el 12 y el 19 de mayo pasados.

El turco Karakoc y el marroquí Mordoude están estrechamente relacionados con Francisco Ródenas Ruiz, Yussef (Vilches, Jaén, 10 de enero de 1963), casado con una española de origen marroquí (nació en Larache el 12 de agosto de 1963), Fátima Hssisni, también detenida y familiar de uno de los enviados por la red para combatir y morir en Irak.

Esta pareja ha sido detenida en Sant Boi de Llobregat. Otro pariente de Fátima Hssisni, su hermano Hussein (Larache, 31 de enero de 1978), fue arrestado en Lasarte (Guipúzcoa), al tiempo que se registraba un domicilio a su nombre en Tolosa, en la misma provincia.

Antiguo activista argelino

La otra célula, con su base de operaciones en Madrid y desarticulada dentro de la Operación Camaleón, estaba dirigida por Djjamel Dahmani, Abdelkader y Abu Ubaida (Cheraja, Argelia, 5 de mayo de 1959). Esta persona, residente en la calle de Alcorcón, en Parla (Madrid), es, según la policía, "un antiguo activista de las redes terroristas argelinas asentadas en nuestro país" y "habría recibido entrenamiento en Afganistán".

Su papel sería "la obtención de información operativa sobre posibles objetivos y la financiación de estructuras asentadas en el exterior de España". Para ello se valía de Reduan Ayach (Larache, 5 de diciembre de 1982), residente en la calle de Boix y Morer de la capital, quien, según las fuentes consultadas, "podría tener conocimientos tanto en la detonación de artefactos explosivos como de electricidad y electrónica".

La red, con ramificaciones en Barcelona, se dedicaría "a la captación, adoctrinamiento y envío de combatientes a zonas de conflictos, centrándose en la actualidad en proporcionar efectivos a la red Al Zarqaui-Ansar al Islam" y en "facilitar el tránsito de terroristas procedentes del norte de África con destino final en Irak".

Ésta es la quinta operación en la que aparecen en España elementos terroristas vinculados con el terrorista Ahmad Al Khalayle, alias Abu Musab Al Zarqaui, el hombre que aterroriza a las fuerzas de la coalición en Irak.

De esta forma, se confirmaría el papel de España como una de las bases logísticas de esta red en Europa, así como de los grandes atentados atribuidos a la secta más radical de los salafistas (los ataques de Madrid, Casablanca, el 11-S y el asesinato de Theo Van Gogh, entre otros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de enero de 2006