Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:GESTIÓN Y FORMACIÓN

La comunidad china es la más emprendedora

El perfil del empresario inmigrante es el de un varón, menor de 40 años, con estudios

La comunidad china es el colectivo inmigrante más emprendedor. Un estudio en Navarra de la Institución Futuro y la Cámara de Comercio regional revela que estos inmigrantes tienen un índice de creación empresarial del 23,1%, muy por encima del 12% medio de la población de la región y de otros colectivos inmigrantes.

Los chinos representan menos del 1% de los 50.000 inmigrantes de Navarra. Los inmigrantes de la comunidad suponen el 8,4% de la población empadronada, un porcentaje similar al de España. Las comunidades inmigrantes más emprendedoras de Navarra, además de la china, son la búlgara, con el 2,7% de sus miembros; la africana, con el 2,2%, y la ecuatoriana, con el 1,5%. El análisis indica que sólo un 3,5% de los inmigrantes en edad de trabajar opta por crear su negocio y se inscribe como autónomo, frente a un 11,9% de la población local.

En Navarra hay 50.000 inmigrantes, el 1% de los cuales son de origen chino. De ellos, el 23,1% han decidido crear su propio negocio

El trabajo, con datos oficiales de 2004, se completó con encuestas a 85 inmigrantes autónomos. El estudio señala que la mayoría son varones menores de 40 años, con estudios secundarios o inferiores, que provienen de China, Ecuador y África. Un 77% lleva más de cinco años en España.

Los encuestados decidieron crear sus empresas para mejorar su situación laboral y no por vocación. La mayoría de las empresas creadas radican en las ciudades más importantes (Pamplona y Tudela) y están relacionadas con la construcción, industria y actividades agrarias (30%) y servicios de comercio y hostelería (60%). Por subsectores, el comercio al por menor es preponderante (35,3%), por encima de la construcción (31,6%) y la hostelería (7,9%).

Los africanos son los que más orientan su actividad a clientes de su comunidad. El 76% cree que su negocio se mantendrá o crecerá en el futuro y sólo el 20% reconoce haber empeorado. Un 60% ha cumplido sus expectativas y asegura que no dejarían su empresa por un trabajo asalariado.

Sus principales dificultades son el idioma, la falta de información y la burocracia. Acuden antes a los ayuntamientos que a las cámaras de comercio o entes financieros para iniciar su actividad. Aunque estos inmigrantes crean empleo, éste suele ser de baja cualificación y temporal. Sólo un 50% de los encuestados había creado otros puestos de trabajo (140 en total) y el 76% no esperaban contratar más personal.

Un dato que no apoya el perfil de los empresarios inmigrantes descrito por la literatura económica es la escasa utilización que hacen de las redes sociales para iniciar su negocio. El 92% de los entrevistados no pertenecía a ninguna asociación. La mayoría describió como moderado el nivel de competencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de enero de 2006