Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Macabra realidad

Pobra do Caramiñal (A Coruña)

Hace unos cuatro meses aparecieron en la "Vía rápida do Barbanza" unos carteles con la leyenda: "33 muertos en cinco años, extreme la precaución". Se trata de un tramo de menos de 40 kilómetros entre Padrón y Ribeira (A Coruña). Usuario habitual de esa carretera, tuve un pensamiento macabro nada más verlos: "Si eso es todo lo que se les ocurre podrían haber puesto los carteles actualizables, porque de esta forma se les quedan viejos en un mes". No es un pensamiento del que me sintiera orgulloso, pero la realidad se ha revelado mucho más macabra. Ya son varios más, el último anteayer (29 de diciembre de 2005), 12 ese año. Señores de la DGT, dentro de la larga red de carreteras debe ser difícil saber dónde ocurrirá el próximo accidente, pero aquí tienen un tramo de treinta y pico kilómetros donde este mes de enero morirá otra persona. ¿Les parece suficiente información para poner todos los medios posibles en evitarlo?Ahí van algunas alternativas a los cartelitos, nada originales pero quizá más efectivas: mejoren el firme. Mejoren la señalización, la pintura de la carretera. Hagan cumplir las normas de circulación. Coloquen radares, no hay ninguno. Patrullas de guardia civil cada kilómetro si hace falta, ahora tampoco son muy visibles. Si no son capaces de evitar las muertes continuadas ¡ciérrenla!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 2006