Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio asegura que uno de cada diez portugueses es gay

La sexualidad suele ser un asunto íntimo, pero en Portugal parece serlo más que en otros sitios. Según una encuesta anónima y confidencial sobre hábitos sexuales de los portugueses, elaborado por Eurosondagem y divulgado por el semanario Expresso, uno de cada diez (9,9%) portugueses es homosexual o bisexual, es decir casi un millón de personas.

La cifra se mueve en lo habitual de otros países del entorno europeo y occidental, pero quizá lo más llamativo es que casi dos tercios de los consultados (el 63,3%) se negaron a participar, y que la inmensa mayoría de los que colaboraron tiene entre 15 y 30 años.

Para António Serzedelo, de la asociación Opus Gay, esa enorme cantidad de negativas en un estudio anónimo muestra que muchos homosexuales lusos "no practican su identidad homosexual porque aún no la tienen asumida". "La novedad no son las cifras sino que un periódico se haya atrevido a cuantificar el número real de homosexuales y bisexuales portugueses", dice Serzedelo, para quien no se trata todavía del problema de los gays para salir del armario sino de "asumir un reconocimiento íntimo, para ellos mismos y en sus ambientes, la familia, los amigos y el trabajo".

Según el militante gay, Portugal es un país donde tampoco la sexualidad heterosexual "es transparente, porque las personas no asumen siquiera cosas tan simples como sus fantasías".

Para Sérgio Vitorino, de la asociación Panteras Rosas, la encuesta revela que aún hay un grado de homofobia muy elevado en la sociedad lusa, y el rechazo a participar de dos de cada tres personas invitadas "significa más que lo que dicen los que respondieron".

En la encuesta, además, un 78% de los participantes rechaza la adopción de niños por parejas homosexuales; el 52,8% revela tener relaciones sexuales sin preocuparse de la amenaza del sida; un 75% quiere un referéndum para despenalizar el aborto y una de cada cuatro mujeres (el 27,1%) confiesa haber tenido uno o más abortos, la gran mayoría (81,%1) ilegalmente en Portugal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de enero de 2006