Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El principal asesor económico de Putin dimite tras decir que Rusia no es "un país libre"

Andréi Ilariónov, el principal asesor económico del presidente ruso Vladímir Putin desde hace más de cinco años, anunció ayer su dimisión e hizo una crítica demoledora del actual régimen. "El país ha dejado de ser libre políticamente", aseguró Ilariónov, uno de los pocos funcionarios del Kremlin que en su tiempo criticó el encarcelamiento del magnate Mijaíl Jodorkovski y el acoso a la petrolera Yukos.

El famoso economista explicó que había aceptado el cargo de asesor con el fin de consagrarse a la labor de crear condiciones para el libre desarrollo de la economía rusa. Y mientras existiera la posibilidad de hacer "por lo menos, algo, aunque no fuera más que hacer declaraciones y hablar", consideraba importante permanecer en su puesto.

Sin embargo, aseguró el economista, durante los seis años de Gobierno de Putin la situación ha cambiado radicalmente. "Ya no hay posibilidad de aplicar una política de libre economía en Rusia", afirmó Ilariónov.

Desde su puesto de asesor, Ilariónov resistió como pudo "a la ofensiva del intervencionismo estatal" en la economía, pero el último año vio claramente que había cambiado el mismo modelo y que "las posibilidades de influir en la política económica habían sido eliminadas". El nuevo modelo económico ruso es, según el antiguo asesor, el "modelo corporativo con la hegemonía de las corporaciones estatales", que no se guían por los intereses del país, sino por los suyos propios.

Cambio político

Pero no sólo se implantó un nuevo modelo económico, sino que el régimen político también cambió, en opinión de este economista liberal. "Una cosa es trabajar en un país parcialmente libre, como lo era Rusia hace un tiempo, y otra muy diferente, cuando el régimen cambia y el país deja de ser políticamente libre", señaló.

Precisamente la tendencia a limitar la libertad política fue una de las razones por las que dejó hace un año su cargo de representante ante el G-8 (el grupo de los siete países más industrializados del mundo más Rusia, que en 2006 presidirá éste último país). "Rusia ha dejado de ser un país democrático", insistió.

"No me he comprometido a trabajar para un Estado semejante. No es con él con quien tengo contrato y no es a él al que he jurado lealtad", señaló Ilariónov, a quien el equipo económico del Gobierno acusa de ser un liberal "extremista". El economista no ve posibilidad de que el régimen cambie de política a corto plazo.

Ilariónov fue nombrado asesor económico de Putin en el año 2000 y anteriormente, desde 1994, había ocupado el cargo de director del Instituto de Análisis Económico. Como Putin, es oriundo de San Petersburgo, ciudad en la que estudió economía y en cuya universidad enseñó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de diciembre de 2005