Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Afectados por el cierre de un campamento toman el Ayuntamiento de Villanueva de Perales

Villanueva de Perales

Medio centenar de afectados por el cierre del campamento de casas prefabricadas Mirador de Gredos comenzaron ayer un encierro indefinido en el Ayuntamiento de Villanueva de Perales para pedir que el alcalde, Juan Antonio Barrado (Agrupación Independiente de Villanueva de Perales), se reúna con ellos y les explique su situación después de dos años de lucha por sus casas móviles. Tras la ocupación del Ayuntamiento, a las 14.30 se presentaron agentes de la Guardia Civil para desalojarlos, pero los 50 afectados se resistieron.

El pasado 10 de junio, un juzgado de Navalcarnero, atendiendo la denuncia del Ayuntamiento de Villanueva de Perales, dictó el cierre cautelar del campamento. Esta medida afecta a las 195 familias que tienen compradas sus parcelas en régimen proindiviso para instalar sus casas prefabricadas.

La mitad de los afectados rompieron el pasado 15 de octubre los precintos judiciales y accedieron al campamento, y aseguraron que el anterior alcalde, el socialista Antonio Muñoz, les había garantizado que todo estaba en orden y que se habían pagado las licencias de urbanización y de ocupación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 2005