_
_
_
_

Dos polizones se cuelan en Ceuta en un autobús de eurodiputados

El delegado del Gobierno en Ceuta, Jerónimo Nieto, expresó a media tarde de ayer el deseo de que la delegación de 18 diputados del Parlamento Europeo que visitaba la ciudad conociera "de primera mano" el problema de la inmigración ilegal.

Su aspiración se cumplió hasta límites insospechados. Dos polizones magrebíes aprovecharon que el autobús de los eurodiputados estaba vacío y aparcado cerca de la verja fronteriza para introducirse debajo del chasis y recorrieron, ahí metidos, parte de la valla. Se imaginaban, probablemente, que el vehículo embarcaría en un ferry para trasladar a sus pasajeros a la Península.

Los candidatos a emigrar tuvieron la mala suerte de ser vistos desde un todoterreno de la Guardia Civil que escoltaba al autobús. Los agentes les detuvieron ante la mirada atónita de los europarlamentarios. "Fue bastante impresionante", comentó Ignasi Guardans, de CiU, quién aseguró desconocer su nacionalidad.

La delegación parlamentaria, que el jueves estuvo en Melilla, concluyó ayer su visita a Ceuta. Sus miembros resaltaron la calidad de la atención que se brinda a los subsaharianos acogidos en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes en ambas ciudades.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_