_
_
_
_
LA ESTRATEGIA ANTITERRORISTA

El 79% de los vascos confía en que la paz se consolide en unos años

Un 52% espera una tregua inminente, según un sondeo del Ejecutivo

La sociedad vasca se desliza lentamente y de manera esperanzada por la senda que conduce hacia la paz. Un sondeo del Gobierno de Vitoria revela que el 79% de los vascos confía en que en los próximos años se consolide la paz en Euskadi. Y en la difícil tarea de interpretar la falta de atentados mortales de ETA en estos 30 meses, el 23% de los encuestados cree que supone un gesto de los etarras para buscar soluciones a la situación de violencia, mientras que un 23% lo atribuye conjuntamente a esa razón y a la debilidad de los terroristas.

Más información
La vicepresidenta primera acusa a Rajoy y al PP de "hacer propaganda" a ETA

Con todo, en torno a 30% no sabe o no contesta a la hora de explicar estos dos años y medio sin atentados mortales por parte de la organización terrorista.

La sociedad vasca parece haberse contagiado del optimismo contenido que parece desprenderse de las sucesivas declaraciones del presidente del Gobierno central y de algunos líderes de la izquierda abertzale. Dicho optimismo, que ha prendido más en los varones que en las mujeres y alcanza su techo (81%) en la franja de edad de 30 a 45 años, se puede medir en los resultados de la última encuesta del gabinete sociológico del Ejecutivo que lidera el lehendakari Ibarretxe.

De octubre a noviembre de este año, la encuesta gubernamental revela un aumento del 18% en el porcentaje de ciudadanos que espera que en los próximos años se consolide la paz, situado ahora en el 79%. La encuesta se realizó telefónicamente los días 21 y 22 de noviembre pasados sobre una muestra de 1.000 entrevistas y con un margen de error del 3,2%, según la ficha técnica.

El optimismo es desbordante en las formaciones del tripartito (PNV, EA y EB) -entre el 87% del PNV y el 74% de EA-, aunque también resalta el 80% de los votantes de EHAK y de los socialistas vascos, con un 86%. Por el contrario, los electores del PP alcanzan el techo del 42% pero en sentido inverso: una desconfianza total sobre la posibilidad de una consolidación de la paz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La encuesta revela algo similar, aunque con un grado de confianza menor, cuando se plantea la posibilidad de una tregua. El 52% apunta su confianza en que ETA declare una tregua en los próximos meses, mientras que sólo el 25% rechaza esta posibilidad. Por orientación electoral, los votantes del tripartito (entre el 61% y el 62%) y del PSE-EE (58%) muestran su confianza, mientras que los del PP, con un 53%, rechazan esa posibilidad. El colectivo más pesimista sobre una posible tregua de la organización terrorista se encuentra en los guipuzcoanos (el 25% dice no esperar una tregua), los menores de 30 años (con el 30%) y, por sesgo político, los votantes del Partido Popular (con un 53%)

¿Pero quién está trabajando realmente por la paz en Euskadi? Lo sorprendente es que los encuestados consideran de forma mayoritaria (un 22%) que nadie está soplando en esa dirección, ni los Gobiernos central y vasco, ni los partidos políticos en general. Esta afirmación categórica sobre el poco esfuerzo que hacen los agentes políticos y gubernamentales por la paz cuaja sobre todo en el electorado popular, con un 40%.

Entre los que están haciendo algo por la paz destacan, aunque con unos índices muy bajos, el Ejecutivo vasco (13%), la ciudadanía de manera genérica (11%), mientras que el Gobierno central o Zapatero sólo llegan al 6%; el PNV, también al 6%, y Batasuna se queda en un 4%. ETA y el PP comparten posición en esa lista con un 1%. El electorado de la izquierda abertzale premia especialmente la labor de su formación política ilegalizada en favor de la paz (un 41%), mientras que la de Ezker Batua (EB) atribuye ese papel a la ciudadanía (27%).

Casi 37 años de prisión

La Audiencia Nacional condenó ayer a 36 años y 10 meses de cárcel a los miembros del

comando Vizcaya de ETA Sebastián Echaniz, Enrique Letona y José Antonio Borde como autores del asesinato a tiros del teniente coronel de la Guardia Civil Luis Cadarso, el 14 de abril de 1981 en Basauri (Vizcaya).

El tribunal considera que los hechos no han prescrito, en contra de lo que aseguraban las defensas de los tres acusados, porque desde que se acordó el archivo provisional de la causa, el 19 de junio de 1990, hasta el día del juicio "no han transcurrido los 20 años que como plazo prescriptivo exige la legislación".

Además, la Audiencia Nacional condenó a los etarras a que indemnicen a los herederos del teniente coronel con 500.000 euros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_