Dos ediles del PSOE de Rascafría sufren sendos ataques en un huerto y en un coche

Ambos concejales se oponen al plan de urbanismo diseñado por el gobierno local del PP

Dos concejales del PSOE en Rascafría han sufrido en los últimos días ataques a dos de sus propiedades. El portavoz del grupo municipal, Félix Sanz González, ha visto cómo un huerto que compartía con unos tíos suyos ha sido arrasado, y varios árboles frutales, tronchados. Su compañero y portavoz adjunto, José Manuel Legazpi, ha tenido que limpiar su coche, al que arrojaron pintura de color marrón oscuro, pese a estar en un garaje privado. Detrás de estos atentados se halla la redacción del nuevo Plan General de Urbanismo del municipio, que prevé la construcción de 1.628 viviendas, algunas de ellas en un paraje privilegiado con vistas al futuro parque nacional del Guadarrama y al monasterio de El Paular.

Estos dos ataques se repiten después de que las fachadas de la vivienda del presidente de la Asociación de Vecinos de Oteruelo-Rascafría, Julio Cachofeiro, sufriera la madrugada del 25 de noviembre pintadas con las inscripciones "Rascafría tiene que crecer", "vete si no te gusta el plan" y "Rascafría puede vivir sin ti".

Los últimos ataques se produjeron el pasado 6 de diciembre, Día de la Constitución. El portavoz adjunto del PSOE, José Manuel Legazpi, se marchó esa jornada a Madrid para estar con su familia. Por la mañana fue al garaje y comprobó que el vehículo estaba bien. Cuando regresó por la noche llegó el sobresalto. Algún "desaprensivo" había entrado por la parte trasera de la cochera, tras descerrajar un pequeño ventanuco. La zona es de muy difícil acceso y requiere un gran conocimiento del municipio.

El coche de Legazpi, un Peugeot 406 de color gris plata, había sido pintado con pintura color tabaco de adelante atrás y por uno de los laterales. El dueño se dio prisa en limpiarlo, con la ayuda de algunos conocidos y voluntarios. Esto permitió que en el turismo no quedaran casi marcas. "Ante todo, que lo tengan muy claro: con estos actos no van a conseguir amedrentarnos y que nos echemos para atrás", señaló el edil.

Frutales jóvenes

Pero el caso de Legazpi no fue el único. Su compañero de partido y portavoz, Félix Sanz González, ha tenido que presenciar cómo un huerto que tiene en el municipio vecino de Alameda del Valle (a unos seis kilómetros de Rascafría) había quedado arrasado. Las 200 hortalizas de invierno que tenía sembradas habían sido arrancadas y varios árboles frutales habían sido tronchados.

El presidente del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), Rafael Simancas, condenó ayer estos hechos y mantuvo todo su apoyo a la Plataforma contra el Plan General "en su intento de defensa de los intereses ciudadanos y de un urbanismo racional y responsable frente a la especulación inmobiliaria y lesiva contra el medio ambiente".

Detrás de estos ataques está el interés de algunos vecinos del municipio de intimidar a los disidentes del futuro Plan General de Ordenación Urbana de la localidad, que prevé la construcción de un enorme polígono de 28 hectáreas, más de 1.600 nuevas viviendas y una carretera de circunvalación del casco urbano. Esto supone hacer centenares de casas en los márgenes de lo que será el futuro Parque Nacional del Guadarrama, cuya aprobación está pendiente.

Esa medida la han aprobado los tres ediles del PP (con su alcaldesa, Yolanda Aguirre, al frente) que gobiernan junto con dos de los tres concejales de la Candidatura Independiente Local (CIL). Los tres representantes del PSOE no pudieron hacer nada para impedir la aprobación. "En este pueblo hay tres o cuatro empresarios muy poderosos de los que dependen muchas familias. Cualquiera ha podido ejecutar esos ataques. No me importa tanto quién lo hizo como quién lo ha inducido", añade el portavoz adjunto.

"Lo que está claro es que a algunos les estamos siendo muy incómodos con nuestras reivindicaciones. Lo que no saben es que, como esto continúe, empezaremos a sacar muchas irregularidades que hay pendientes", adelanta el dirigente vecinal Julio Cachofeiro. Su esposa es una de las integrantes más activas de la plataforma contra el plan urbanístico.

El Ayuntamiento cerró el pasado 1 de diciembre el periodo de sugerencias para el futuro Plan General. Según el PSOE, han sido presentadas más de mil escritos en los que se piden cambios e incluso la nueva redacción de la futura ordenación de Rascafría. "Y eso que somos un municipio que sólo tiene empadronados 2.070 habitantes", añade Legazpi.

"Es lamentable que nos vayamos a cargar un patrimonio ambiental tan importante para que algunos consigan ganar unos millones de euros. A este paso, nos cargamos el principal activo de este municipio, que es el turismo que viene atraído por el paisaje y la tranquilidad de Rascafría", comenta Cachofeiro.

La alcaldesa mandó una carta a los vecinos en la que afirmaba que retiraba parte del plan. Eliminaba la carretera de circunvalación del municipio, reducía a 800 el número de viviendas en los próximos 10 años y ponía como techo de habitantes 7.900 vecinos. Sin embargo, todo eso no se ha visto plasmado en ningún documento oficial, según el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de diciembre de 2005.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50