Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Liga de Campeones: última jornada de la primera fase

El G-14 vuelve a poner en jaque a la FIFA

El Lyon, asesorado por Dupont, exige una indemnización simbólica de un euro por la lesión de su defensa Abidal en un amistoso

A los clubes europeos no les gusta la capacidad normativa unilateral de la FIFA. No entienden que disponga de los jugadores a su antojo. El Olympique de Lyon, respaldado por sus compañeros del G-14, los 18 clubes más poderosos de Europa, exige al organismo que rige Joseph Blatter la indemnización simbólica de un euro por la lesión sufrida por su defensa francés Eric Abidal el pasado 9 de noviembre, en un amistoso entre su selección y la de Costa Rica. Un encuentro fuera del calendario internacional, disputado en la isla caribeña de Martinica y en el que el Lyon considera -Abidal será baja hasta febrero- que sufrió unos daños y perjuicios que ascienden al millón de euros.

"Es una cuestión de principios", dice el presidente del club francés, Michel Aulas, que ha puesto el caso en manos de Jean Louis Dupont, abogado del G-14. El mismo que en diciembre de 1995 rompió los límites en la contratación de futbolistas comunitarios.

"Tomamos nota de su falta de respeto", fue la respuesta de Blatter desde Leizpig, donde mañana se celebra el sorteo del Mundial, al Lyon, sobre el que pende la amenaza velada que el mandatario suizo pronunció: "Intentaremos acabar con estas prácticas", aseveró el presidente de la FIFA, insinuando que el poder que ostentan la UEFA y la FIFA incluye la posibilidad de expulsar a clubes de las competiciones internacionales.

La denuncia que el Lyon presentará ante el Tribunal de Gran Instancia apela al derecho de competencia. "La FIFA organiza campeonatos con los jugadores de los clubes y no comparte los beneficios que originan, por ejemplo, las televisiones", estima Thomas Kurth, director general del G-14. Unos beneficios que Dupont cifra en 2,5 billones de euros. "La demanda es por abuso de posición dominante ligada a la reglamentación que obliga a los clubes a poner a sus jugadores a disposición de los equipos nacionales sin indemnización y sin hacerse cargo de los seguros", indicó a su vez Aulas.

La demanda del campeón de las últimas cuatro Ligas de Francia es la segunda que afronta la FIFA tras la del Charleroi en el tribunal de comercio de la ciudad belga. ¿La razón? Abdelmajid Oulmers se lesionó de gravedad el 17 de noviembre de 2004 cuando Marruecos jugaba con Burkina Faso. El Charleroi se vio forzado a prescindir de sus servicios ocho meses. "La FIFA viola el derecho de competencia", insiste Kurth, que recordó que los clubes han soportado esta "disfunción" durante "demasiado tiempo". Dupont expuso a este periódico el porqué de la rebelión de los clubes: "Imagínense que soy el Charleroi, me destrozan a mi número 10... y no me indemnizan. ¿Por qué? ¿Acaso esto es legal?".

Con el Mundial de Alemania a la vista, el G-14 se niega a seguir sin percibir ninguna compensación. La audiencia del caso Charleroi se espera para marzo, y es probable que la sentencia se conozca antes de junio. En el caso del Lyon, la vista se producirá en "seis u ocho meses", según Dupont.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de diciembre de 2005