Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE LA UE | REINO UNIDO

Una ampliación muy barata

La ampliación de la UE a Europa del Este, un proyecto especialmente impulsado por Reino Unido, le saldría barata a Londres si se aprueba la propuesta financiera presentada el lunes por la presidencia británica. Según las estimaciones de la Comisión Europea, a Reino Unido le correspondería aportar unos 4.000 millones de euros anuales durante el periodo 2007-2013 por los costes de la ampliación. Sin embargo, esa cifra quedaría reducida a tan sólo 1.200 millones anuales si se aplica la compensación del cheque británico tal y como está ahora.

Si se aplicara la congelación del cheque propuesta por la presidencia luxemburguesa en junio pasado, la factura adicional para Reino Unido ascendería a 3.600 millones, todavía por debajo de los 4.000 millones que pagaría sin cheque.

Tony Blair ofreció la semana pasada un recorte del cheque, eximiendo de su pago a los países de la ampliación. Finalmente, se decantó por proponer que el cheque se quede como está y ofreció a cambio una compensación de 8.000 millones de euros que Reino Unido pagaría únicamente en el próximo periodo presupuestario. Pero la compensación se queda lejos de cubrir los 28.000 millones que le costaría la ampliación a las arcas británicas si no existiera el cheque, o los 25.200 millones que tendrían que pagar si la compensación obtenida por Margaret Thatcher se congelara como proponía Luxemburgo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de diciembre de 2005