Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder del PP reprocha a dos diputados de ERC su protesta ante la Cope

Cinco miembros de las juventudes de ERC se encadenaron ayer durante unos minutos a las ventanas de la sede de la Cope en Madrid, en protesta por las "falsedades, mentiras y acusaciones injustas que esta cadena de radio dirige contra Cataluña, sus representantes legítimos y su sociedad", según declaró a Efe Pere Aragonés, portavoz de las Juventudes de la formación.

Los cinco, ocultaban el rostro con caretas y portaban una pancarta con la leyenda Paremos a la cadena del odio, escrita en catalán. Tras ser identificados por la policía, abandonaron el lugar. Los diputados de ERC Joan Tardà y Joan Puig estuvieron presentes en la protesta, actitud que fue criticada por el PP.

Por la tarde, en el Congreso, Mariano Rajoy, en su pregunta al presidente del Gobierno, clamó contra lo ocurrido y lo calificó de "grave atentado a los derechos constitucionales de un medio de comunicación". Dijo el líder del PP que había ocurrido "con la aprobación de dos diputados" que apoyan a Zapatero. "Yo condeno ese atentado a la libertad, y espero que usted, como presidente del Gobierno, y aunque esos diputados le apoyen a usted, también lo condene, porque su obligación como presidente es garantizar la libertad y que no haya coacción a que los ciudadanos puedan ejercer libremente sus derechos". Zapatero, a la vista de que Rajoy había planteado distintos asuntos, no mencionó la protesta. Pero el líder del PP le acusó nada menos que de no defender "los derechos constitucionales de los ciudadanos españoles" y de que "para no generarse problemas con dos diputados de ERC" Luego elevó el rango de su petición: "Yo le exijo que garantice los derechos constitucionales de todo el mundo y que afee a estos dos diputados su antidemocrática conducta". Zapatero trató de situar las cosas en otros términos y replicó que Rajoy había hecho "algunas afirmaciones realmente exageradas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005