Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las multas por la ORA en Alicante superan el tope que marca la ley

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alicante alertó ayer de que las sanciones impuestas a los conductores por infringir la ordenanza de aparcamiento de la ORA [sistema de control del estacionamiento de vehículos en determinadas zonas de la ciudad de Alicante, mayoritariamente en el centro, y diferenciadas con el color azul] son "ilegales".

Según el concejal socialista Domingo Martín, la multa por esta infracción asciende a 90 euros, una cantidad que "supera el máximo establecido por la ley de seguridad vial".

Domingo Martín explicó ayer que la empresa concesionaria del servicio de control e inspección de la citada ordenanza la aplicó "de forma ilegal" desde el pasado 10 de agosto, fecha en la que entró en vigor la ley de seguridad vial, hasta el 4 de noviembre, cuando adaptó el boletín de denuncias en la ORA. Durante ese periodo de tiempo, la concesionaria multó a los infractores con 91 euros, cantidad tipificada para el caso de las infracciones graves cuando, basándose en la ley de seguridad vial, el irregular estacionamiento de los vehículos se inscribe en el apartado de infracciones leves.

La ley de seguridad vial prevé multas de hasta 90 euros para las infracciones leves; las graves son castigadas con multas que oscilan desde los 91 a los 300 euros. Las muy graves son contestadas con una penalización de entre 301 y 600 euros. Desde el 10 de agosto y hasta el 4 de noviembre, según sus cálculos, 6.600 alicantinos [diariamente se imponen cien multas por este concepto] fueron sancionados "ilegalmente" al amparo de una ordenanza que "no se ha adaptado a la ley de seguridad vial". Además, añadió el edil, en el caso de que el carné por puntos ya hubiese entrado en vigor, las repercusiones al conductor infractor de la norma ORA hubiera sido penalizado gravemente.

Devolución de los importes

El edil socialista informó de que si los afectados recurrieran al juzgado de lo contencioso-administrativo y el órgano judicial anulara las sanciones impuestas, el Ayuntamiento de Alicante debería abonar el total de los importes con una repercusión para las arcas municipales de 600.000 euros. Domingo Martín criticó que "la incompetencia, la negligencia y el desgobierno del PP por no actualizar la ordenanza en tiempo y forma" puede acarrear "un quebranto para la hacienda municipal".

En cualquier caso, pese a que la empresa concesionaria modificó las multas, de 91 a 90 euros, la cifra actual "sigue siendo ilegal" en tanto que la ordenanza municipal debería incluir diferentes sanciones en virtud de la gravedad de la infracción. "No es lo mismo una infracción por estacionar cruzado en la calzada que por superar en tres minutos el tiempo establecido en la ORA", puntualizó Martín. El concejal de Tráfico y Seguridad, Luis Concepción, declinó contestar a la denuncia del socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005