Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Quejas a Renfe

El pasado 11 de agosto de 2005, a las 15.35, fui tratada como una vulgar delincuente en la salida de la estación de cercanías de Renfe de la plaza de Catalunya. Al entregar voluntariamente mi billete al empleado número 7785819 de dicha compañía, me amenazó con llevarme a la comisaría si no le pagaba una multa de 7,20 euros.

En Canet de Mar (origen de mi trayecto), la empleada de la taquilla intercambió por error mi billete con el de otra persona. Por mucho que la taquillera de Canet intentara avisar de la confusión a sus compañeros de la plaza de Catalunya, no le hicieron ningún caso. Me vi obligada a pagar la multa ya que me retrasaba para cumplir con mi cometido. He intentado aclarar el asunto con la dirección de Renfe, pero he sido despreciada y humillada. Exijo que me devuelvan los 7,20 euros de la injusta multa y una disculpa por parte de Renfe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005