Reportaje:EL PROBLEMA URBANÍSTICO DE MARBELLA

Rubias y bien avenidas

Marisol Yagüe e Isabel García Marcos han unido sus destinos para gobernar Marbella tras los mandatos de Gil y Muñoz

De procedencia política muy distinta, Marisol Yagüe (alcaldesa de Marbella) e Isabel García Marcos (primera teniente de alcalde) han acabado uniendo sus destinos de forma inesperada. Si la primera fue durante años azote de Jesús Gil, la segunda fue una concejal disciplinada y obediente del fallecido ex alcalde de Marbella, lo que ayudó sin duda a auparla a la alcaldía hace ya más de dos años. Estas diferencias han quedado sin duda completamente en el olvido en aras de un supuesto proyecto político común, que sólo estas dos rubias aficionadas al tinte y al bronceado parecen conocer.

Lo cierto es que el binomio Yagüe-García Marcos ha funcionado mucho mejor de lo que muchos auguraban y esperaban, sobre todo en lo que se refiere al tema personal y político. La química entre ellas se puede percibir fácilmente en los plenos con confidencias al oído y risas cómplices. En la mayoría de los casos Yagüe cede las intervenciones en temas relevantes, como el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) o la crisis con el Partido Andalucista, a García Marcos, con más experiencia en las confrontaciones políticas cara a cara.

Más información

Además García Marcos no solo ha salido airosa de todas las crisis que ha sufrido el gobierno tras la moción de censura que desbancó a Julián Muñoz de la alcaldía en agosto de 2003, sino que parece haberse visto reforzada. Recientemente la regidora la premió con la tenencia de alcaldía de Puerto Banús, considerada una de las más suculentas. Pero sus semejanzas no solo se limitan a su color de pelo, sino también a haber renegado de las siglas de los partidos por los que concurrieron a las últimas municipales, PSOE y GIL.

En manos de estas dos mujeres se encuentra el gobierno municipal de Marbella, que además de enfrentarse a una quiebra económica de las arcas municipales sin precedentes, atraviesa por un complicado panorama urbanístico, acrecentado por el anuncio del presidente de la Junta de retirar las competencias en esta materia al Ayuntamiento de Marbella.

Pero el gobierno de Yagüe no sólo se enfrenta a esta medida excepcional. Muchos de sus ediles -10 de 12- están inmersos en causas judiciales por delitos urbanísticos, alcaldesa y primera teniente de alcalde incluidas. Los antecedentes no son nada halagueños, dos de los antecesores de la actual regidora, el fallecido Jesús Gil y Julián Muñoz, fueron inhabilitados. Además la Audiencia de Málaga ha inhabilitado recientemente a otros dos ex concejales del GIL en activo, Rafael González y Marisa Alcalá.

La oposición, PSOE y PP, asegura que a la próxima remodelación, la quinta que deberá hacer la regidora una vez tomen posesión de sus cargos los sustitutos de González y Alcalá, seguirán otras muchas, habida cuenta que hay más de 30 sumarios abiertos por delitos contra la ordenación del territorio, una docena de ellos a la espera de juicio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción