Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC propone denunciar a Acebes por vincular a ETA con el Estatuto

El Gobierno catalán y CiU rechazan la cumbre propuesta por ERC

Los socialistas catalanes creen que afirmar, como hace el secretario general del PP, Ángel Acebes, que la reforma del Estatuto catalán está bajo la tutela de ETA va más allá de la expresión de una opinión y puede ser constitutivo de una falta grave o delito. Por esto han pedido al presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, que estudie la viabilidad de denunciarle ante los tribunales, además de reprobarle en la Cámara catalana.

A los dirigentes políticos catalanes de la mayoría de los partidos casi se les acaban los adjetivos para descalificar la relación, establecida por el PP, entre ETA y el proceso de reforma del Estatuto que ellos impulsan. El portavoz del PSC, Miquel Iceta, la calificó como "indecente" y explicó que los diputados de su partido se sienten "enormemente ofendidos e injuriados" por Acebes.

De ahí que hayan pedido que se estudie si el PP ha incurrido en delito al sugerir públicamente que los diputados catalanes actúan "bajo la tutela de una organización terrorista".

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, calificó este paso del PP como "una vileza" que sobrepasa "los límites exigidos por el respeto a la democracia". El portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Joan Ridao, acusó al PP de haberse lanzado a "una campaña de odio, difamación y mentira" contra el Estatuto y de "azuzar el anticatalanismo más visceral" para desgastar al Gobierno central. Que a esa campaña se haya sumado José María Aznar es algo "impropio" de un ex presidente del Gobierno, dijo, pero demuestra que en realidad "él es el jefe de la facción más ultra del PP".

Joan Boada, de Iniciativa Verds, acusó también al PP de estar "atizando el enfrentamiento, el odio y la mentira" contra el Estatuto. Al margen de coincidir en la defensa ante el ataque del PP, los partidos catalanes mantienen divergencias sobre cómo llevar la negociación del Estatuto con el PSOE y el Gobierno central. Ayer, el Gobierno catalán y CiU rechazaron convocar una reunión de líderes para fijar posiciones comunes, como había pedido Esquerra Republicana de Catalunya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de noviembre de 2005