Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valdés confía en acabar su 'Dama ibérica' de 20 metros en seis meses

Medalla de oro del Queen Sofía Spanish Institute para Julio Iglesias

El artista valenciano Manolo Valdés se mostró ayer convencido de que la escultura que presidirá la avenida de las Cortes de Valencia de Valencia, su Dama ibérica multicolor de casi 20 metros de altura y 21.000 piezas, estará acabada en mayo de 2006, el mismo mes que la Dama de Elche volverá a su tierra. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, visitó ayer al artista en su estudio de Nueva York.

Camps estuvo acompañado por los consejeros de Cultura y de Economía, Alejandro Font de Mora y Gerardo Camps, y de la intendente del Palau de les Arts Reina Sofía, Helga Schmidt.

El escultor y pintor, de 63 años, informó a los periodistas de que los trabajos de instalación de su proyecto, anunciado por el Ayuntamiento en mayo de 2000, van "adelantados" en su futuro emplazamiento, una de las rotondas cercanas al Palacio de Congresos y al solar que albergará el futuro estadio del Valencia CF.

"Ha costado de arrancar, pero cuando arranca ya no hay plazos, se termina", manifestó Valdés. Construida con piezas de Lladró, se trata de una "escultura dentro de escultura" formada por miles de pequeñas cabezas idénticas a la gran cabeza resultante de 18 metros de altura.

Cada una de las cabezas está realizada en porcelana de intenso color azul y serán necesarias más de 21.000 de éstas engarzadas en una estructura metálica, visible ya por conductores y vecinos".

La estatua se asentará en una gran peana, rodeada por una fuente cuyo vaso tendrá dos niveles de agua, "que se desbordará a modo de alfombra líquida", según se recoge en el proyecto. Éste es fruto del convenio de patronazgo entre el Grupo Lladró y la empresa Vallehermoso, con un presupuesto de 900.000 euros.

Valdés ya plantó una Dama ibérica de grandes proporciones, aunque con carácter temporal. Los cuatro metros de alto y 5.500 kilos de peso presidieron tres meses en 2002, el cruce de Park Avenue con la calle 57. Valdés comparó el erial cultural de la Valencia de hace decenios con la gran actividad de hoy en día.

Camps calificó a Valdés de "valenciano universal" y "genio del siglo XX" y le regaló un ejemplar del Tirant lo Blanch editado por la Generalitat.

El titular del Consell visitó anoche también la tienda de muebles de la firma de Ontinyent de José Gandia Blasco y asistió a la entrega de la Medalla de Oro del Queen Sofia Spanish Institute al cantante Julio Iglesias.

Por su parte, Schmidt tenía previsto reunirse con profesionales del mundo de la ópera -entre ellos, los rectores del Metropolitan- con el objeto de promocionar el Palau de les Arts.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2005