Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300 trabajadores de las canteras de Alhaurín inician una huelga indefinida

Unos 300 trabajadores de las canteras de Alhaurín de la Torre (Málaga), prácticamente la totalidad, secundaron ayer la huelga indefinida convocada en protesta por el cierre de cuatro explotaciones que carecen de licencia, según CC OO. Los efectos del paro podrían notarse en dos semanas, según el sindicato, cuando se agote el material acopiado por las constructoras. Estas canteras suministran desde hace 30 años cerca del 75% del árido que consume el sector de la construcción en la Costa del Sol.

"Nos quedamos en la calle sin solución alguna, y fíjate las Navidades que nos esperan a trabajadores con 36 años de antigüedad a la espalda", clamaba Bernardo Fernández, miembro del comité de huelga. El secretario provincial de la Federación de Construcción, Maderas y Afines de CC OO, Salvador Rojas, explicó que el desabastecimiento paralizará obras de importancia para la provincia, como los túneles del AVE, la ampliación del aeropuerto, o el metro.

Los trabajadores se concentraron ante el Ayuntamiento, apoyados por los vecinos, que han recogido más de dos mil firmas, y preguntaron al alcalde acerca de su postura en el pleno que se celebraba ayer. El consistorio tiene de plazo hasta el 13 de diciembre para ejecutar la orden de clausura de las cuatro canteras decretada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Según Rojas, a los cerca de 200 trabajadores afectados directamente por el cierre se sumaron en la huelga un centenar de otras explotaciones. Las empresas propietarias calculan que la clausura hará perder otros 900 puestos de trabajo indirectos. "Esta mañana Alhaurín parecía una ciudad desierta sin el trasiego habitual de camiones", resumía Rojas.

Su homólogo en UGT, Antonio Díaz, apuntó que respeta la sentencia y contribuirá a la recolocación de los empleados si no se solventa la situación. El secretario sectorial de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT en Andalucía, Joaquín Barrera, instó al Ayuntamiento a expedir el permiso de extracción y advirtió de los perjuicios laborales que conllevaría el cese de la actividad. José Luis Piédrola, gerente de la Asociación de Promotores y Constructores de Málaga, resumió: "Esto afectará a las obras más emblemáticas y a las empresas y sus plantillas".

Por su parte, el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova (PP), entendió la huelga convocada por CC OO y eludió toda responsabilidad del Ayuntamiento en el conflicto: "No nos consideramos culpables ni los responsables de la situación, ya que el Consistorio no puede otorgar las licencias, debido a que el suelo donde están las canteras está protegido", explicó. Mientras, el grupo municipal de IU en la localidad defendió la reubicación de las canteras en zonas no protegidas como posible solución. Los trabajadores tienen previsto concentrarse hoy en Málaga ante la sede de PSOE, PP e IU para reclamarles su apoyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2005