Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta quiere aprobar la ley del Medio Rural en esta legislatura

El PSOE andaluz reunió ayer en Jaén a alcaldes, grupos de desarrollo rural y agentes sociales para abordar el diseño de la futura ley del Medio Rural, que se quiere aprobar en la actual legislatura en paralelo a la ley de Desarrollo Rural que impulsa el Gobierno de la nación. La futura ley se quiere elaborar apostando por la cohesión territorial y desde una perspectiva integral, con participación de todas las consejerías, según indicó Clara Aguilera, secretaría de Agricultura de la ejecutiva andaluza del PSOE, de cuya área partió la organización de la jornada bajo el título La segunda modernización en el mundo rural.

El consejero de Agricultura, Isaías Pérez Saldaña, que inauguró los debates, apostó porque la futura ley sea "un signo inequívoco de una gran revolución" en el mundo rural. Saldaña no ocultó los retos que tiene por delante la agricultura andaluza, sobre todo a partir del año 2013, cuando podrían desaparecer las ayudas comunitarias y Andalucía dejará de ser región Objetivo 1. "Será necesario quedarse con el valor añadido", dijo el consejero, tras recordar que en la actualidad el 40% de la producción final agraria está orientada al mercado sin ayudas (en el caso de los cítricos y los productos hortícolas), y otro 30% corresponde a sectores de los que Andalucía es líder en producción, como el aceite de oliva.

Rendimientos

Saldaña destacó que en el actual Marco Comunitario de Apoyo 2000-2006 han llegado al medio rural andaluz 1.600 millones de euros, de los que el 70% los ha puesto la iniciativa privada y el resto las administraciones españolas y los fondos Feder. Aunque el número de activos en la agricultura ha descendido en una década desde el 15 al 9,5%, la producción final agraria ha crecido en este periodo de 4.000 a 10.000 millones de euros gracias a la mejora de los rendimientos.

Las líneas maestras que el PSOE quiere introducir en la futura ley del Medio Rural son la optimización de los nuevos incentivos, orientándolos hacia la competitividad y desarrollo del mundo rural; compatibilizar la conservación de activos medioambientales, paisajísticos y ecológicos con la actividad agraria y agroindustrial -la agricultura y la agroindustria suponen el 15% del PBI andaluz- y acercar las nuevas tecnologías al mundo rural.

De otro lado, el consejero calificó de "mezquina, hipócrita y cínica" la actitud mantenida por el PP en la reforma de la OCM del azúcar tras el acuerdo alcanzado en Bruselas el jueves. Saldaña recordó que en el año 2003 el entonces ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, "fue el culpable de una modificación de esta política que pactó con el comisario Fischler". Por todo ello, el consejero pidió al PP que "deje de engañar" y advirtió a "los que criticaron al avión que fue a recoger a Durao Barroso" de que "se olvidan de que uno de los elementos de la conversación del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con él fue la remolacha".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2005