Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal rebaja a dos años la petición de prisión para el ex entrenador del club de fútbol San Pedro

La Fiscalía rebajó ayer a la mitad la petición de prisión para el ex entrenador de la Unión Deportiva San Pedro, Ramón Cacho Heredia, procesado, junto con el edil del Partido Andalucista en Marbella Carlos Fernández y un empleado municipal, Antonio de Sola, por malversación de caudales públicos. El ministerio público solicitó en sus conclusiones definitivas dos años de cárcel y cuatro de inhabilitación absoluta para el técnico, mientras que mantuvo la petición de cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación para Fernández y De Sola.

La acusación pública sostiene que Fernández se quedó con parte del dinero de unas subvenciones para el equipo de fútbol en la temporada 1997-98, cuando era concejal de Deportes en el equipo de gobierno del Grupo Independiente Liberal (GIL). El episodio, denunciado por Jesús Gil, supuso la salida de Fernández de la formación, y su posterior incorporación al PA. Según la Fiscalía, ocho jugadores firmaron con el Ayuntamiento sueldos por un total de 280.700 euros, de los que sólo recibieron 195.000.

El fiscal considera a Fernández y De Sola autores del delito de malversación, y a Heredia cooperador necesario. La rebaja de la pena se debe a la aplicación del artículo 65.3 del Código Penal, al no concurrir en él "las condiciones, cualidades o relaciones personales que fundamentan la culpabilidad del autor", en este caso, ser cargo público.

La acusación particular, ejercida por el Ayuntamiento de Marbella, rebajó aún más la petición para Heredia con el mismo argumento. El Consistorio solicita un año y ocho meses de prisión, y suspensión de empleo durante el tiempo de la condena, al entender que no es funcionario público y fue el que comunicó o transmitió las decisiones del edil. También rebajó la petición para De Sola, que estaba "dominado por la autoridad de Fernández", a tres años de prisión y seis de inhabilitación, por razón de su edad. Mantuvo la petición de cuatro años de cárcel para Fernández, "única persona con capacidad decisoria", que "daba las órdenes, utilizando a los otros dos acusados".

En la jornada de ayer, declararon los últimos testigos y peritos en el juicio, que se celebra ante un jurado en la Audiencia de Málaga desde la pasada semana. Entre ellos, compareció Pedro Pérez, actual secretario provincial del PA y coordinador de Deportes en la temporada 97-98, que aseguró que nunca vio a Fernández pagar a ningún jugador. No acudió José María del Nido, abogado externo del Ayuntamiento de Marbella durante los mandatos de Gil y de Julián Muñoz y presidente del Sevilla F. C., por enfermedad. Está previsto que las partes expongan hoy sus informes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2005