Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior vende la comisaría de la Gavidia para construir otras cinco en Sevilla antes de 2010

El Ayuntamiento pagará 12,2 millones de euros por la antigua sede policial

Las cinco nuevas comisarías del Cuerpo Nacional de Policía previstas en Sevilla estarán funcionando en 2010. Así lo aseguró el ministro del Interior, José Antonio Alonso, tras firmar con el alcalde sevillano, Alfredo Sánchez Monteseirín, un convenio que da al Ayuntamiento la titularidad sobre el edificio que albergaba la antigua comisaría de la Gavidia, en el centro de la ciudad, a cambio de 9,9 millones y cinco parcelas, valoradas en 2,3 millones, donde el Gobierno central construirá cinco nuevas sedes policiales. En total, la operación asciende a 12,2 millones.

La antigua comisaría de la Gavidia es un edificio de 7.616 metros cuadrados construido sobre un solar de más 2.000 metros ubicado en pleno centro de la capital. Monteseirín explicó que el gobierno aún no ha decidido el uso que le dará al inmueble, pero insistió en que acogerá "un servicio municipal de interés social", como obliga su calificación urbanística.

El Ayuntamiento ha pagado a Interior 9,9 millones por el edificio. Los 2,3 millones de diferencia con el valor del inmueble se completan con la venta al Gobierno de cuatro parcelas municipales ubicadas en el barrio de Los Carteros (distrito Macarena), la avenida Cruz del Campo (Nervión), el Polígono Sur y en el barrio de Los Bermejales, y la cesión de un quinto solar, en el Polígono Aeropuerto (distrito Este).

Interior levantará comisarías en esos solares, aunque el Gobierno cambiará probablemente la parcela del Polígono Sur por otra propiedad de la Junta de Andalucía cuyo emplazamiento se considera más idóneo para la sede policial de este barrio, el más conflictivo de la ciudad.

Primeras obras

Las primeras obras comenzarán en el distrito Este. Seguirán, "progresivamente", las sedes policiales en Macarena, Nervión, distrito Sur y Bermejales. "Prácticamente empezará una cada año", señaló Alonso.

A la firma del convenio también asistió, entre otros, el delegado de Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón. Tras el acto, Alonso y Monteseirín defendieron la operación, que ha recibido críticas de la oposición municipal.

"El Ministerio no va a dedicar el dinero a otra cosa que no se a la construcción y dotación de las comisarías", señaló Alonso en referencia a las afirmaciones de PP y PA, que han calificado el convenio de "saqueo para las arcas municipales" y critican que el gobierno municipal tenga que pagar para que construyan las comisarías en la ciudad. Según el ministro, los técnicos de Interior le han advertido de que la valoración de la Gavidia en 12,2 millones de euros se considera incluso una venta "a la baja".

Alonso señaló que la "situación estratégica" de Sevilla en el territorio nacional hace que el Gobierno sea el primer interesado en que la ciudad tenga una "especialmente buena oferta" de seguridad pública. Esta mejora de la dotación se notará, según Alonso, no sólo en el incremento del número de policías, sino también en el de los medios materiales y la renovación de las infraestructuras.

"Los sevillanos pueden tener muy claro que van a disponer progresivamente de más policías y guardias civiles, y cada vez mejor preparados y mejor pagados", señaló Alonso, quien no quiso cifrar el número de agentes que se incorporarán a la plantilla sevillana en los próximos años, aunque Monteseirín recordó que en los últimos meses han llegado 219.

El alcalde pidió también al ministro que "algunas" de las comisarías que se construyan sean de uso compartido para el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local. Alonso recordó que la policía municipal "tiene presencia" en las sedes de la nacional y que seguirá teniéndola, pero se mostró dispuesto a "evaluar muy seriamente" la idea de que alguno de los cinco nuevos centros sean de uso conjunto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005