Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maya Plisetskaya coquetea con el flamenco

En un arrebato fuera de programa, la bailarina Maya Plisetskaya se lanzó a danzar flamenco con Joaquín Cortés durante la gran gala en el Palacio de Congresos del Kremlin, que el domingo culminó una semana de festejos dedicados al 80º aniversario de la gran figura del ballet ruso. El bailarín español era uno de los muchos artistas que acudieron a Moscú para homenajear a Plisetskaya y fue aplaudido a rabiar por las 5.000 personas que llenaban el recinto construido en los años sesenta, en tiempos de Nikita Jruschov, para albergar los congresos del Partido Comunista de la URSS. A lo largo de su dilatada vida artística, Maya bailó para aquel líder, defenestrado en 1964, y para muchos otros dirigentes internacionales que culminaban su visita a la capital de la URSS con una gala en el teatro Bolshói.

El domingo, entre actuación y actuación, en una pantalla gigante se proyectaron escenas documentales en las que Plisetskaya interpretaba El lago de los cisnes para los invitados del Kremlin, desde la líder india, Indira Ghandi, al cubano Fidel Castro. En el homenaje a la bailarina participaban también los monjes de Shaolin, que con Cortés fueron la gran atracción de la gala, y diferentes solistas de ballet clásico, pertenecientes al teatro Bolshói, al ballet de la cubana Alicia Alonso, al Marinski de San Petersburgo, de la Ópera Nacional de París y del Ballet Estatal de Berlín.

Plisetskaya cerró el espectáculo interpretando Ave Maya, la coreografía de Maurice Bejart compuesta especialmente para ella. La bailarina, que recientemente ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias, fue condecorada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, con la orden del Mérito ante la Patria de primera clase.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005