Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE justifican el perdón de deudas con los bancos como una práctica usual

Las donaciones percibidas por los populares desde 1993 igualan lo condonado a los socialistas

Los partidos políticos han logrado desde 1993 hasta 2002, último año fiscalizado, que las entidades financieras les condonen 25,4 millones de euros de deuda, según los informes del Tribunal de Cuentas. Aunque a distancia uno de otro, el PSOE (17,9 millones de deuda condonada) y el PP (2,8 millones) son los más beneficiados. Ambas formaciones han justificado ante este tribunal la práctica de la condonación como algo "usual" en el sector financiero. En las cuentas de los partidos también menudean las donaciones. Aquí el PP se despega del PSOE, con 17,4 millones recibidos, frente a 1,8 millones del PSOE.

El perdón de deudas porque los partidos renegocian con la entidad prestamista para reducir o eliminar el pago de intereses acumulados es una práctica habitual. Esta práctica es distinta de la mera no ejecución de créditos o intereses vencidos (38,1 millones de euros en 2002, último ejercicio fiscalizado). Los dos partidos más beneficiados por el perdón bancario desde 1993, el PP y el PSOE, defienden este carácter habitual en las alegaciones que han presentado en distintos ejercicios al Tribunal de Cuentas.

Ya en 1996, el PP, en las alegaciones al informe de fiscalización del año 1993, justificaba así la condonación de 124,3 millones de pesetas que había recibido. "Se trata de transacciones entre entidad financiera acreedora y acreditado en las que la primera renuncia parcialmente a sus derechos para poder hacer efectiva parte de la deuda, evitando dilatados procesos de ejecución con incierto final en muchos casos". La operación, según el PP, debía ser entendida "como algo usual dentro del mundo financiero", sin que cupiera interpretarla "como un acto de liberalidad en sentido estricto". (En ese mismo año 1996, Caixa Galicia perdonó al PP 1,8 millones de euros).

Cinco deudas

La argumentación volvió a repetirla el PP en 1999, en alegaciones al informe de fiscalización del tribunal de 1996. En esa ocasión, el PP argumentaba respecto a la cancelación de cinco operaciones de endeudamiento de la antigua Alianza Popular que, "como ya indicamos en las alegaciones de ejercicios anteriores, la Caja de Ahorros de Galicia consideró que la única posibilidad de cobro era referente a la devolución del capital prestado, realizando una quita de los intereses teóricamente devengados, siendo ésta una práctica habitual en casos similares por parte de las entidades financieras".

El PSOE también ha mantenido la tesis de la práctica habitual. En 2001, argumentó que "la falta de reglamentación en alguna práctica mercantil diaria en la vida económica de cualquier empresa de este país no puede impedir reconocer y negociar una deuda". Por la vía de la condonación, los partidos políticos han eliminado carga financiera de sus balances por un importe de 25,4 millones de euros desde 1993 y hasta 2004. El más beneficiado es el PSOE, con 17,7 millones, seguido a mucha distancia del PP, con 2,8 millones.

Sin embargo, cuando se observan las donaciones privadas (en su mayoría anónimas) recibidas por ambos partidos desde 1993, la imagen se invierte. En donaciones, mientras el PP acumula 17,4 millones de euros ingresados en sus arcas, el PSOE no llega a los dos millones. Las donaciones no aparecen en las cuentas del PSOE hasta 1998, mientras que en el caso del PP despegan con fuerza en 1996.

Con información de Ariadna Trillas y Josep Garriga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de noviembre de 2005