_
_
_
_

Las instituciones de Lleida piden el mismo trato que ofrece el AVE Madrid-Toledo

La inauguración del AVE entre Madrid y Toledo, con unas prestaciones superiores a las del tren que realiza el trayecto entre Madrid y Lleida, ha creado malestar entre las principales instituciones de Lleida, que están dispuestas a crear un frente común para reclamar a Renfe un trato igualitario para todos los usuarios con independencia del territorio en el que vivan. Las autoridades leridanas lamentan la existencia de agravios comparativos, principalmente porque el precio del billete del nuevo tren es más barato y los convoyes pueden alcanzar una velocidad de 270 kilómetros por hora.

Las diferencias entre un AVE y otro son notorias. El trayecto entre Madrid y Toledo, de 75 kilómetros, cuesta ocho euros -12,8 euros si se realiza la ida y vuelta en el mismo día-, mientras que hacer un recorrido similar con el AVE Lleida-Madrid vale 20 euros. Un viajero de Lleida, paga 1,19 euros por cada 10 kilómetros, mientras que a uno de Toledo el billete le cuesta 13 céntimos de euro menos por kilómetro. Además el primero no puede beneficiarse de ninguno de los descuentos previstos en los abonos múltiples de hasta 50 viajes que ofrece la compañía ferroviaria.

El presidente de la Cámara de Comercio de Lleida, Joan Horaci Simó, propuso ayer al Ayuntamiento, la Diputación Provincial, la Generalitat y la Asociación de Consumidores la creación de un frente institucional para reclamar a Renfe una equiparación de precios y que de una vez por todas se resuelvan los problemas técnicos que impiden aumentar la velocidad de los trenes. "Es un hecho feo y discriminatorio respecto a la gente de Lleida y Zaragoza porque pagamos los billetes más caros y no podemos disfrutar de los abonos", afirmó Simó.

La Cámara de Comercio hizo llegar ayer al resto de las instituciones leridanas la carta que hoy enviarán conjuntamente al presidente de Renfe, José Salgueiro, para exigir una equiparación de tarifas. En la misma línea, el grupo parlamentario de ERC ha presentado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que insta al Gobierno a rebajar, en un plazo de tres meses, el precio del billete del trayecto del AVE Madrid-Lleida y a implantar abonos de descuento para los usuarios habituales de este tren.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_