Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL PP

Camps evita aclarar si el Consell encubrió el 'caso Ivex' y acude al fiscal para frenar las denuncias

El presidente se niega a explicar si su consejero conoció los pagos irregulares a Julio IglesiasEl líder socialista dice que el presidente "no está dispuesto a tomar las riendas" ante los escándalos

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, anunció ayer que ha decidido recurrir al fiscal para frenar las denuncias sobre corrupción que afectan a su gobierno y a su partido. Camps cerró ayer una semana negra en la que ha tenido que afrontar la fuga de un diputado autonómico a un partido ultra y nuevas acusaciones de corrupción. La última ayer mismo, al publicarse una entrevista a José Marquina, ex delegado del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex) en Florida, que acusa al actual consejero de Empresa, Justo Nieto, de echarle del organismo después de pedirle durante una reunión que hiciese limpieza en un organismo que emitía facturas falsas y enviaba dinero a Julio Iglesias a paraísos fiscales.

De Miguel tacha de "ciencia ficción" que se relacione el zaplanismo con el tránsfuga

"Estoy dispuesto a acabar definitivamente con toda sospecha que alguien intente poner en circulación", advirtió ayer Camps tras acudir a un acto para celebrar la nominación de Valencia como sede de los mundiales de atletismo en pista cubierta en 2008.

Camps argumentó que ha ordenado al jefe de los servicios jurídicos de la Generalitat que hable con el fiscal -"que tiene la obligación de ayudar al Gobierno valenciano"-. El jefe del Consell quiere que "cualquier persona que diga una cosa de éstas sea llamado por el fiscal y que delante de él cuente todo aquello, de forma directa o indirecta, implícita o explícita, clara o no tan clara, que va diciendo por ahí y, si no tiene nada que demostrar, que peche con las consecuencias". El líder del PP se expresó así tras ser interpelado por el contenido de una entrevista publicada ayer en el diario Levante en la que el ex delegado del Ivex en Florida José Marquina asegura que explicó al consejero Justo Nieto y a la actual directora del instituto Maritina Hernández que le ordenaron emitir facturas falsas y enviar el dinero a paraísos fiscales para esconder los pagos al cantante Julio Iglesias.

El dirigente popular no quiso ayer responder si había tenido lugar la reunión entre su consejero de Empresa y el entonces todavía delegado del Ivex en Florida. La Consejería de Empresa no atendió las repetidas llamadas realidas ayer por EL PAÍS para aclarar lo expuesto por Marquina, que se ratificó en lo manifestado en la entrevista.

"De igual manera que he dicho que se haga esto con este señor, he dicho que se haga con toda persona o con cualquier organización que impute alguna cuestión que yo personalmente, o el Gobierno, entienda que puede tener algún tipo de trascendencia jurídica", recalcó Camps, quien insistió que pedirá al fiscal que "llame a todos los que dicen estas cosas y que les pregunte. Y si no tienen nada que demostrar que pechen con las consecuencias". "Cualquier persona, bajo cualquier formato, en cualquier sede, que peche con lo que dice", remachó.

Respecto a la decisión del parlamentario autonómico Javier Tomás de abandonar el PP y poner su escaño a disposición de Coalición Valenciana, el responsable del Consell afirmó: "Lo que tengo que exigir es que devuelva el escaño. Este señor le ha robado el acta a los ciudadanos".

Para Camps, el diputado tránsfuga "que se ha llevado el escaño a una formación parafascista" no puede estar en el PP nunca más.

El titular del Consell realizó estas manifestaciones en un acto convocado para celebrar que Valencia acogerá los mundiales de atletismo de pista cubierta en 2008. Un acto en el que estuvo acompañado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente de la Diputación de Valencia, Fernando Giner. El titular de la Corporación provincial es uno de los hombres más fieles a Zaplana y su nombre ha sido mencionado en los cenáculos populares como uno de los altos cargos que podrían pasarse a Coalición Valenciana. Giner estuvo acompañado por varios de sus cargos de confianza, como Enric Esteve, vicepresidente de la Diputación y presidente de Lo Rat Penat, sobre cuyo futuro también se ha especulado en el seno del PP.

Fuentes del entorno del presidente de la Generalitat no dudan en atribuir en privado la operación de transfuguismo de Javier Tomás a los zaplanistas.

La consejera de Bienestar Social, la zaplanista Alicia de Miguel calificó ayer de "políticas de ciencia ficción" las citadas especulaciones. "Hay cosas que por más vueltas que les den algunos son como son y no se pueden cambiar", dijo la consejera, que añadió: "Todas las interpretaciones y todo lo que se está diciendo de este tema es triste y desgraciado". De Miguel tachó de "injustificable e intolerable" la fuga del diputado Tomás, al que "conocía muy poco".

El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, acusó ayer a Camps de no atajar la corrupción creciente en el PP.El secretario general el PSPV, Joan Ignasi Pla, señaló ayer directamente al presidente de la Generalitat Valenciana y líder del PP, Francisco Camps, como responsable de la fuga del diputado autonómico Francisco Javier Tomás de las filas populares para pasar al grupo mixto y a la afiliación en la formación ultra Coalición Valenciana. El socialista, que asistió a unas jornadas de su partido en Castellón, sostuvo que la decisión del diputado se enmarca en el "malestar interno" que se está creando en el PP por los casos de corrupción que "Camps es incapaz de atajar", lo que, a su juicio, denota su "debilidad interna como responsable del PP". "Es la expresión de la creciente corrupción dentro de su partido", afirmó Pla de la deserción del diputado tránsfuga. "Es el indicio y la manifestación expresa y clara de que hay mucho descontento por parte de mucha gente del PP ante la incapacidad de Camps de dar la cara y, por eso, irá a más", auguró el líder socialista sobre la crisis del partido que gobierna la Generalitat.

Respecto a la "voz y voto" que tendrá la extrema derecha a través de Coalición Valenciana a partir de ahora en las Cortes, Pla dijo que el PSPV mantiene "hace tiempo" la necesidad de "poner fin a cualquier espacio que permita consentir este tipo de situaciones". Aún así, subrayó su deseo de que exista "una misma vara de medir para todos" y que el diputado Francisco Javier Tomás Puchol "no se convierta en un delincuente mientras que otros, que han hecho cosas peores, continúan siendo personas honorables".

El secretario general del PSPV, que ayer participó en la convención de socialistas en la Plana Mitja de Castellón, hizo una descripción alarmante de la situación al señalar que Camps "continúa insistiendo en que la corrupción dentro del PP no existe, cuando tiene distintos responsables políticos dentro del partido imputados en procedimientos judiciales". Nombró al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que es investigado por supuestos delitos de tráfico de influencias, contra el fisco y por falsedad, y a los alcaldes de Orihuela y Torrevieja, José Manuel Medina y Pedro Ángel Hernández Mateo, respectivamente, que son investigados por la Fiscalía Anticorrupción de Alicante por una supuesta trama de corrupción junto a promotores urbanísticos.

Además, Pla hizo también referencia al caso del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex) y a la denuncia pública formulada por el ex delegado de este organismo autonómico en Miami, quien, según el socialista, ha demostrado que el Consell era conocedor de "toda la trama y de toda las irregularidades". "Hoy se da un paso adelante muy grande en la denuncia que hicimos en su día respecto a la gestión del Ivex y la denuncia incrementa sustancialmente la responsabilidad de Camps y de su Gobierno en tapar y esconder la presunta corrupción dentro de este organismo", afirmó Pla, que aprovechó para recordar que el PP rechazó la creación de una comisión de investigación y para anunciar que su grupo volverá a pedir "esa explicación" en el Parlamento valenciano, momento en el que Camps "podría empezar a demostrar que es una persona que actúa desde un punto de vista ético y moral, como corresponde a su condición".

Con este panorama, "las cosas van a ir a peor", vaticinó el líder socialista y afirmó que "es bastante evidente que Camps no está dispuesto a tomar las riendas ni a corregir la situación que se da dentro de su partido, y es evidente que hay mucha gente dentro del PP que no comparte esas posiciones y que cada día que pasa esa situación va a generar más tensión". Lo más preocupante, concluyó, es que todos estos casos están afectando a la marcha y la gestión de las instituciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de noviembre de 2005