Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La Naval tiene pretendientes

Dos empresas vascas pujan por hacerse con el astillero de Izar

El astillero de La Naval de Sestao (Vizcaya) es una de las piezas más deseadas en la liquidación de Izar por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Aunque la puja debe ser global por los cuatro centros (Gijón, Sestao, Sevilla y Manises), hay dos empresas vascas que se han interesado sobre todo por el astillero de la Margen Izquierda del Nervión: Astilleros Zamakona y, la constituida para la ocasión, Construcciones Navales del Norte.

Construccciones Navales del Norte se ha creado por Ingeteam, Astilleros Murueta, Naviera Nervión, Iniciativas Navales y GTD

La Naval de Sestao cuenta con 575 trabajadores, aunque en sus instalaciones trabajan otras 800 personas gracias a las subcontratas

Las dos han presentado su aval por 18.000 euros ante la SEPI y las dos estudian presentar una oferta definitiva a partir del día 25 de noviembre. Construcciones Navales del Norte (CNN) es un grupo creado para la ocasión por las empresas Ingeteam, Astilleros Murueta, Naviera Nervión, Iniciativas Navales y la ingeniería GTD. Astilleros Zamakona en principio ha acudido en solitario aunque ha mostrado su interés por llegar a acuerdos con terceros interesados. CNN ha fijado su interés en Sestao y Gijón, mientras Zamakona mira fundamentalmente a La Naval.

El Grupo Ingeteam está formado por 22 empresas y trabaja en industria, energía, naval, ferrocarril y medio ambiente. Este grupo está participado por las cajas de ahorros vascas, BBK (20%) y Kutxa (17%) y trabaja de forma creciente para el sector naval en sus filiales Ingelectric e Indar, especializada en equipos y maquinaria, y de Pine, especializada en montajes. Ingeteam tiene desarrollado un sistema de propulsión naval. Ingeteam cuenta con 1.834 empleos y unas ventas de 189 millones de euros.

Astilleros Murueta lleva construyendo barcos en la Rías de Gernika en la reserva de la biosfera de Urdaibai desde 1943, fecha en que botó el primer buque. Desde entonces 170 navíos han salido de este astillero. Aunque la construcción ha ido de mercantes a pesqueros, su especialidad los últimos años ha sido la elaboración de atuneros congeladores. Este astillero tiene limitada su capacidad de crecimiento por su emplazamiento, en medio de una zona protegida. Además, la botadura de sus barcos exige el dragado de la ría de Gernika, operación que viene siendo fuertemente criticada en los últimos años.

Murueta cuenta además de sus originales instalaciones en Busturia (Vizcaya) con las del astillero ARN en la margen derecha del Nervión en Erandio, justo enfrente de La Naval.

Iniciativas Navales del Norte está liderada por José Luis Álvarez, que ha ocupado diferentes cargos de responsabilidad en empresas como Izar y Sidenor, mientras que Naviera del Nervión está formada por un grupo de inversores privados. El último de los accionistas es la ingeniería catalana GTD, fundada en 1987 y especializada en industria, espacio, defensa, aeronáutica, telecomunicaciones y nuevas tecnologías.

El segundo candidato vasco, Astilleros Zamakona, está instalado en Santurtzi, en la margen izquierda del Nervión desde 1914. Está especializado en pesqueros, arrastreros y remolcadores. Esta empresa se ha mostrado muy crítica con todo el proceso de liquidación de Izar. Aunque ha presentado en solitario el aval, estaría dispuesta a buscar socios para impulsar la operación.

La Naval de Sestao cuenta con una plantilla de 575 trabajadores, aunque en sus instalaciones trabajan otras 800 personas gracias a las 15 subcontratas. De acuerdo con un acuerdo sindical, el personal de La Naval se encarga esencialmente de la ingeniería y de la organización del trabajo y el resto se subcontrata. Los subcontratistas se adjudican bloques del buque con contratos llave en mano.

17 avales para Izar

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) cuenta con 17 avales sobre la mesa para la liquidación de los astilleros civiles que permanecen en Izar. La presentación de los avales da derecho a conocer el cuaderno de venta. Las ofertas definitivas deben empezar a presentarse el día 25 de noviembre.

Los sindicatos mantienen que la venta debe ser global, los cuatro centros (Gijón, Sestao, Sevilla y Manises), tal y como se acordó el pasado diciembre. Fuentes proximas al proceso aseguran que se trabaja para poner en contacto a los distintos ofertantes y poder realizarse una venta global porque en principio no hay ninguna interesada en la totalidad de los centros. Se trata de conciliar los intereses de empresas especializadas en la construcción naval con otras que quieren dedicar algunos de los centros a proyectos eólicos o de motores.

La SEPI lleva la venta no como una privatización al uso, sino como una liquidazión de una sociedad en quiebra, que es de los que se trata y sobre lo que vigila la Comisión Europea. En la sociedad pública esperan que el proceso se cierre para finales de febrero. Sin embargo, desde fuentes sindicales creen que éste se va a alargar hasta abril por lo menos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2005

Más información