El acusado de prender fuego a un mendigo niega los hechos

Crisanto N., el joven de origen filipino para quien el fiscal pide 23 años de prisión por haber asesinado en Barcelona a un indigente de Ghana al prenderle fuego, negó ayer cualquier relación con la muerte y apuntó que la noche del crimen había otro mendigo incendiando cartones junto al fallecido. Un jurado popular juzga desde ayer en la Audiencia de Barcelona a Crisanto N., de 21 años y al que la fiscal acusa de asesinato con alevosía y ensañamiento, mientras que su defensa pide la absolución y niega su participación en la muerte, ocurrida la Nochebuena del año 2002 en la plaza de Valldonzella.

Desde el primer día, Crisanto N. negó su participación en el crimen, según la defensa, y "desde la absoluta convicción de que es inocente" su familia llegó a recaudar fondos entre sus allegados para pagar a un detective que indagara en el caso, lo que no fue posible porque la ley lo prohíbe. Según la acusación del fiscal, el acusado y otros amigos suyos estuvieron molestando y agrediendo al indigente ghanés Samuel Y., que se estaba ebrio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS