Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU y PA acuerdan la unidad de acción para exigir un Estatuto con máximas competencias

Las dos formaciones impulsarán movilizaciones para el 4 de diciembre y el 28-F

Izquierda Unida y PA han acordado la unidad de acción para exigir que la reforma del Estatuto de Autonomía adquiera el máximo nivel de competencias. El secretario general andalucista, Julián Álvarez, entregó ayer el borrador que ha elaborado su partido al coordinador de la coalición, Diego Valderas, quien constató el amplio marco de coincidencias entre las dos fuerzas. Ambas direcciones decidieron impulsar en el Parlamento la reforma y emprender movilizaciones conjuntas. Su tesis es que el PP ha adoptado un postura involucionista hacia la que el PSOE no debe dejarse arrastrar.

No es la primera vez que andalucistas e izquierdistas se reúnen para hablar de la reforma estatutaria. El pasado mes de julio hubo un encuentro del que salió un pacto para defender de manera conjunta el máximo nivel competencial de Andalucía.

Entonces, Álvarez y Valderas decían tener la "sospecha" de que PSOE y PP podrían alcanzar un pacto de mínimos, con pequeños retoques, que convertiría la esperada reforma en un "lavado de cara". Ayer ya no había lugar a dudas. Para ambos es una certeza que los populares han adoptado una postura involucionista, próxima al bloqueo, por lo que plantearon al PSOE una disyuntiva: "O va hacia atrás, y se acerca al PP; o hacia delante, con IU y PA".

Los dirigentes de los partidos minoritarios de la Cámara andaluza argumentaron, además, que los trabajos de la ponencia parlamentaria no están cubriendo las expectativas debido a que la estrategia de los socialistas, dijeron, pasa por evitar la ruptura con el PP, pese a que éste se está cerrando a todo. Por eso, Julián Álvarez y Diego Valderas ven harto difícil que pueda haber un acuerdo global entre los cuatro partidos en torno al Estatuto, "a no ser que el PP cambie radicalmente de actitud", señalaron

En cualquier caso, ninguno de los dos quiso cerrar la puerta a la adhesión de los populares, si bien casi todas las invitaciones para sumarse al bloque se dirigieron a los socialistas. "El PP tiene aún en la memoria lo que pasó el 28 de febrero, y debería tenerlo en cuenta", apostilló Álvarez, quien anunció que llevará también al dirigente popular Javier Arenas su borrador de Estatuto.

Junto a las cuestiones identitarias (que Andalucía se llame nación), IU y PA coinciden a la ahora de reclamar la delegación de competencias del Estado y la gestión del Guadalquivir, que según Valderas, "es la prueba del algodón" de la disposición del Gobierno central a colocar el Estatuto andaluz al mismo "nivel como el que más". Otras reivindicaciones son la deuda histórica, la codecisión de Andalucía en los órganos de gobierno de Europa y España, la comarcalización, nuevos derechos sociales, la reforma del Senado, que Andalucía sea circunscripción única y suficiencia financiera para la comunidad y los ayuntamientos.

Del compromiso saldrá una comisión de seguimiento que evaluará los trabajos de la ponencia parlamentaria, a la presentarán, aseguraron, iniciativas compartidas. IU y PA quieren que los debates lleguen a los ciudadanos para que comprendan que es algo que les atañe directamente. "Tenemos que devolverle la voz a la gente y utilizar todo lo que tenemos", dijo Álvarez

En cuanto a las movilizaciones, andalucistas e izquierdistas mantienen ya contactos con la plataforma Andalucía por sí para salir a la calle el 4 de diciembre, aniversario de la primera gran manifestación en favor de la autonomía. Asimismo prevén acciones conjuntas en torno al Día de Andalucía, el 28 de febrero. "Sabemos que cuando el pueblo andaluz se siente agraviado, sale a la calle", concluyeron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de noviembre de 2005