Entrevista:DANI PEDROSA | Campeón del mundo de 250cc | MOTOCICLISMO | Gran Premio de la Comunidad Valenciana

"No va a ser llegar y comerme el mundo"

Dani Pedrosa se despidió con un triunfo de la categoría cuya principal función es la de cribar al elitista grupo de pilotos que pretenden coronarse algún día campeones del mundo absolutos de motociclismo. El piloto catalán (29 de septiembre de 1985, Castellar del Vallès) alcanzó en el circuito valenciano de Cheste y delante de una numerosa legión de seguidores (124.500 espectadores según la organización), la octava victoria de la temporada que le ha abierto las puertas del equipo oficial Honda para el próximo año. De las 16 carreras que las máquinas de dos y medio han disputado este año, Pedrosa ha vencido en 8 ocasiones, la mitad. De esta manera suma ya 15 triunfos en su historial en el cuarto de litro e iguala al, como él, dos veces campeón del mundo en 250cc (1988 y 1989) Sito Pons, que en la década de los ochenta también se adjudicó un total de 15 grandes premios.

"Cuando llegue a MotoGP y la gente vea que no estoy al nivel de Rossi, entonces el 'boom' será menor y las cosas se pondrán en su lugar"
"Seguro que tendré que cambiar algo mi forma de pilotar. Tendré que encontrar mi posición en la moto y aprender a llevarla por donde yo quiera"

Más información

El nuevo reto de Pedrosa empezará pasado mañana, cuando se encarame a la Honda RC2111V de MotoGP en Cheste para familiarizarse lo antes posible con la moto con la que deberá lidiar en la pista con los mejores pilotos del mundo a partir del próximo mes de marzo. En cabeza de todos ellos, y con diferencia, aguarda el italiano Valentino Rossi -a juicio de muchos, el mejor piloto de la historia- a la espera de una digna competencia.

Pregunta. El año pasado se proclamó campeón en su debut en la categoría y consiguió siete triunfos. Este año ha revalidado el título y se ha impuesto en ocho ocasiones. ¿Qué temporada ha sido más difícil para usted?

Respuesta. Este año he tenido más rivales que la temporada pasada y de más nivel. He conseguido menos puntos [309 en 2005 por 317 en 2004] y cuando he fallado lo he hecho de forma más clara. Además, me lesioné en el Gran Premio de Japón y lo pasé bastante mal antes de conseguir el título en Australia. Cuando llegué al cuarto de litro nunca pensé que ganaría dos títulos consecutivos y con el número de victorias que he conseguido este año, pero creo que es la recompensa adecuada al esfuerzo realizado por todos, por el equipo, por los patrocinadores y por la gente en general.

P. A pesar del dolor que le causaba la fractura que sufrió en el hombro, consiguió acabar segundo en el Gran Premio de Japón. En los de Malaisia y Qatar su rendimiento bajó en picado. ¿Por qué?

R. En Malaisia y Qatar no conseguí olvidarme del dolor cuando salí a la pista, pero el hombro mejoró mucho antes de Australia. En Phillip Island me pude aposentar en la moto como siempre, pude repartir bien los pesos. Tras el esfuerzo que tuve que hacer en Motegi, corrí dos semanas seguidas. Estaba como un palo encima de la moto, y eso degradaba mucho los neumáticos.

P. Dentro de la pista se muestra siempre concentrado, actúa con gran frialdad y de forma muy analítica. ¿Es así de frío por naturaleza o es una coraza protectora?

R. Soy muy frío cuando estoy en las carreras. No estoy en guardia, sino como creo que debo estar aquí. Si estuviera de otra forma, no sería correcto conmigo ni con la gente que trabaja conmigo.

P. ¿Y qué pasa con la gente que le sigue allí por donde se mueve?

R. No quiero que la afición me malinterprete, le agradezco todo el apoyo que me brinda, pero para mí son más importantes mis mecánicos y mi trabajo encima de la moto que la gente que viene a verme. Estoy aquí para correr, no para que la gente me vea.

P. Honda le ha elegido a usted como opción de futuro para recuperar el título que se le resiste a la marca desde 2003. ¿Es consciente de lo que supone su llegada al equipo oficial de la marca?

R. El año que viene no me preocupa, porque no será llegar y comerme el mundo. Cuando llegue y la gente vea que no estoy al nivel de Rossi, entonces el boom será menor y las cosas se pondrán en su lugar. Ahora acaba un ciclo y comenzamos de cero una vez más.

P. ¿Qué objetivo se ha marcado alcanzar al término del próximo año?

R. Me conformaré si miro atrás al término del año y puedo trazar una línea en diagonal ascendente en un gráfico. Quiero ver que vamos haciendo bien las cosas, sin demasiada prisa pero sin quedarnos dormidos.

P. Usted parece tener un carácter de ganador nato, pero ahora que saltará a Moto GP se deshace de la presión aduciendo que llega nuevo. ¿Se deberá esperar mucho para volver a verle vencer?

R. No lo sé, primero debo subirme a la moto, porque aún no lo he hecho, y entonces todo se verá más claro.

P. El miércoles se sube a la Moto GP a pesar de que en el Gran Premio de Turquía se mostró un tanto reacio a hacerlo sin descansar. ¿Quién le ha convencido?

R. Nadie, me lo dijo Alberto [Puig, su mánager], es así de sencillo.

P. ¿Cree que la nueva moto le hará cambiar su forma de pilotar?

R. Aún no la conozco mucho, pero seguro que tendré que cambiar algo de mi forma de pilotar. La moto es distinta y la potencia también es muy superior. Tendré que encontrar mi posición encima y aprender a llevarla por donde yo quiera.

P. Usted es de peso muy liviano [unos 50 kilos]. ¿Influirá este factor de algún modo en el agarre de una moto con 250 caballos de potencia, unos 150 más de los que manejaba hasta ahora?

R. Seguro que en algo afectará. Ya me pasa sobre agua en dos y medio. Debido a la potencia la rueda trasera pierde agarre al accionar el acelerador. Melandri ya me ha dicho 'ya te lo encontrarás'. Él es bajito como yo y también pesa poco, así que seguro que sufriré con eso.

P. Pero usted ya probó la MotoGP de Honda el año pasado como premio al título que consiguió. ¿Qué parámetros cree que se deberían modificar para adecuarla a usted?

R. Manillares, estriberas y como mucho fibras, esto es lo primero que se podría modificar. Pero lo que está claro es que la moto será grande, seguro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50