Chamartín y Moncloa tienen más del triple de alumnos que escolares empadronados

El Ayuntamiento constata que el nivel de renta del distrito condiciona la elección de centro

El último barómetro municipal constata que el derecho de acceso a la educación es universal "pero no homogéneo", y está condicionado por la renta. Los distritos más ricos, como Chamartín y Moncloa, tienen más alumnos que niños empadronados -más del triple en la etapa secundaria-, entre otras cosas porque su oferta de centros privados atrae a escolares de municipios limítrofes. Mientras, algunos padres de distritos con renta más baja escolarizan a sus hijos en otras zonas. El Ayuntamiento lo atribuye a la "escasez de plazas" y la "excesiva presencia de alumnos con necesidades educativas especiales" en estos distritos En ellos se concentra la población inmigrante. Sólo uno de cada tres menores de 12 años estudia en centros públicos.

Sólo uno de cada tres chavales menores de 12 años estudia en centros públicos

El consejero de Economía y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, presentó ayer el Barómetro de Economía correspondiente al segundo trimestre de este año, aunque los datos sobre educación corresponden a todo el curso 2004-2005.

Villanueva afirmó que, a la luz de estas cifras, hay dos conclusiones claras. Primera: "A menor renta [del distrito], mayor peso del sector privado". Segunda: "Madrid se ha convertido en polo de atracción para miles de familias de municipios limítrofes que optan por enviar a sus hijos a estudiar a la capital".

- Ganan los concertados. Sólo en la etapa de enseñanza secundaria obligatoria (12-16 años), hay más estudiantes matriculados en centros públicos (42%) que en concertados (39%).

En el resto de las etapas, "los madrileños eligen mayoritariamente centros concertados" (de titularidad privada pero sostenidos con fondos públicos de la Comunidad de Madrid y, por tanto, gratuitos). En infantil (no obligatoria) y en primaria (6-12 años) sólo uno de cada tres niños estudia ya en colegio público. En el otro extremo, los centros privados de pago educan al 25% de los niños que van a guardería, al 12% de escolares de primaria y al 19% en secundaria.

- Los distritos con menos renta 'estudian' en centros públicos. Esas cifras globales varían de forma sustancial cuando se desglosan por distritos. "Especialmente en las primeras etapas educativas, existe una relación directa entre la elección de centro (público o privado) y el nivel de renta", explicó Villanueva. En educación primaria, por ejemplo, el distrito de Salamanca tiene a casi el 90% de sus escolares en centros concertados -y sólo a un 9,8% en colegios públicos-, mientras Villa de Vallecas es el distrito con más niños educados por la enseñanza pública: el 63%.

Los colegios concertados son igual de gratuitos que los públicos, pero suelen programar actividades extraescolares (éstas sí de pago) que algunos padres no se pueden permitir, su servicio de comedor puede ser un poco más caro y, en ciertos casos, instan a los niños a vestir de uniforme.

- Hortaleza y Chamartín, feudos de la educación de pago. La educación privada de pago (no concertada) es francamente minoritaria en toda la ciudad, salvo en dos distritos: Hortaleza y Chamartín. En el primero de ellos, casi el 40% de los niños y adolescentes estudia en colegios privados; en el segundo, el porcentaje alcanza el 30% en enseñanza primaria y el 47% en secundaria.

- 'Fuga' de alumnos. Madrid tiene, en la etapa de educación secundaria (12-16 años), casi el doble de alumnos escolarizados que población de esa edad empadronada. Es decir, que muchas familias de municipios limítrofes deciden matricular a sus hijos en la capital.

Según el coordinador general de Economía, Ignacio Niño, son unos 80.000 los chavales de otras localidades que cada día entran en la ciudad para estudiar en sus centros. Pero, al observar la distribución territorial de esos datos, la conclusión es mucho menos optimista: en Chamartín hay 3,6 veces más adolescentes matriculados que empadronados; en Moncloa esa proporción es del triple, y en Centro, de 2,6 veces. Ocurre algo similar, aunque con cifras menos llamativas, en la etapa de educación primaria: 1,8 veces más niños escolarizados que empadronados en Chamartín, y una ratio de 1,3 a 1 en Moncloa. Villanueva subrayó la "importante oferta de plazas en centros privados y concertados", los "preferidos" por los padres, que hay en estos distritos.

Por el contrario, Tetuán sólo tiene escolarizado en su territorio al 67% de sus niños menores de 12 años; Arganzuela y Vicálvaro rondan el 75%. El barómetro señala algunos motivos para esa fuga de escolares: "Escasez de plazas [en esos distritos], excesiva presencia de alumnos con necesidades educativas especiales, elección de un centro educativo próximo al lugar de trabajo de los padres, entre otros".

- Centro y Tetuán, territorio mestizo entre los más pequeños. "La mayor proporción de alumnos extranjeros se concentra en la educación primaria", reza la estadística municipal. En efecto, en las aulas de primaria más del 15% de los niños es de origen extranjero, frente a un 10,6% en secundaria y un 10,7% en infantil. Pero, de nuevo, las diferencias entre distritos son apabullantes. Cuatro de cada 10 escolares de primaria en Centro son inmigrantes, y uno de cada tres en Tetuán; en el otro extremo, Chamartín no alcanza el 6% de población escolar extranjera, y Moncloa apenas supera el 7%. Es decir, el porcentaje de alumnos inmigrantes es siete veces mayor en Centro que en Chamartín.

En la etapa de educación secundaria, Centro (21%) dobla la media de alumnado inmigrante, y Tetuán, Villaverde, Carabanchel y Usera rondan el 15%. Esos cinco distritos concentran el 35% de la población extranjera entre 12 y 16 años escolarizada, que acude principalmente a centros públicos (69,6%). En Chamartín, Moncloa, Fuencarral, Moratalaz y Retiro, apenas el 5% de los escolares de secundaria es inmigrante. En la etapa infantil, ocurre tres cuartos de lo mismo: estos distritos no superan el 5% de niños extranjeros en sus guarderías, mientras Tetuán llega al 31% y Centro supera el 24%.

- Los 'privilegiados' van a la guardería. La escolarización de niños menores de seis años es "voluntaria", dice el barómetro -en realidad, entre tres y seis años es optativa para los padres y obligatoria para la Administración-. En Madrid, sólo el 56% de los niños menores de seis años va a la guardería. Pero eso es una media: el 95% de los habitantes más pequeños de Chamartín, el 84% de los de Moncloa y el 71% de los de Hortaleza están escolarizados, lo que supone un alivio para sus padres. En Tetuán y Centro no llegan al 40%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 02 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50