Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

Detenidos 111 'sin papeles' frente a las costas andaluzas y canarias

Sevilla / Las Palmas

Cuatro embarcaciones interceptadas ayer por la Guardia Civil en Fuerteventura, Granada y Almería llevaban a bordo 111 inmigrantes, que trataban de alcanzar las costas españolas. En aguas de Fuerteventura, la Guardia Civil rescató a 40 subsaharianos. Todos los sin papeles, varones adultos, fueron trasladados a Puerto del Rosario para recibir asistencia de la Cruz Roja. La patera fue detectada sobre las 11.45 por el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) cuando navegaba por la costa de Antigua, cerca de la capital de Fuerteventura.

Una patrullera del servicio marítimo de la Guardia Civil salió a su encuentro y la interceptó cuando se encontraba a una distancia de milla y media del Barranco de La Torre, en Antigua. Según el instituto armado, la patera iba sobrecargada de inmigrantes, por lo que los agentes tuvieron que hacer "enérgicas indicaciones" a sus ocupantes para que permanecieran sentados y sin moverse, a fin de evitar cualquier tipo de percance debido a la fragilidad de este tipo de embarcaciones.

En la costa oriental de Andalucía siguió ayer el flujo de inmigrantes, que comenzó el pasado sábado. El Servicio Marítimo de la Guardia Civil localizó en Granada dos pateras con un total de 65 inmigrantes a bordo y detuvo al patrón que comandaba una. En una de las embarcaciones, interceptada a cinco millas náuticas de La Rábita a las cuatro de la madrugada de ayer, viajaban 30 magrebíes, entre ellos una mujer.

La segunda fue detectada a cinco millas de Almuñécar a las nueve y media de la noche del lunes, con 35 inmigrantes, todos ellos marroquíes y en buen estado de salud. En la costa de Almería, la Guardia Civil interceptó a las cuatro de la madrugada de ayer una embarcación en las cercanías de la playa La Juliana, en Adra, y detuvo a sus seis ocupantes cuando intentaban desembarcar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 2005