Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salen los DVD de los conciertos 'Live 8'

Ya hay discos de los conciertos Live 8, que congregaron el pasado 2 de julio a cientos de artistas y a millones de audiencias de todo el mundo para reclamar justicia para África. Se han editado en un paquete de cuatro DVD con imágenes y sonido del estruendo montado por U2, Robbie Williams, Pink Floyd, Shakira, Paul McCartney y muchos más en Londres, Filadelfia, Berlín, Roma, Moscú, Toronto, Johanesburgo y Moscú, que salen a la calle el próximo 7 de noviembre. Otro festival musical de la misma histórica jornada de julio, que concentró en Cornualles, oeste de Inglaterra, a reconocidos músicos africanos, entre ellos Angelique Kidjo y Kanda Bongo Man, se edita unos semanas antes en su propia caja con dos DVD. "Fue el más importante evento cultural y social, cuyo eco todavía retumba", resaltó esta semana Bob Geldof, impulsor de los macroconciertos, internacionales y gratuitos, además de parte vital de la campaña de presión contra la pobreza y hambruna en África. Al poco de callar las guitarras, los líderes de las ocho potencias mundiales, reunidos en Escocia, se comprometieron a duplicar la ayuda a los países pobres para 2010. "Fue un increíble golpe publicitario. Conseguimos centrar la atención de todos en un único asunto, lo cual es muy difícil de conseguir. Avergonzamos a los políticos y despertamos a la población de su letargo. Fue un paso decisivo en una dirección", recordó emocionada Annie Lennox, protagonista de Live 8, durante la presentación de la caja de discos en Londres. En la cinta, la veterana de Eurythmics derrocha pasión en su actuación en directo, movida por el recuerdo de un viaje a Uganda. "Estuve con mujeres enfermas de sida y vi directamente cómo se desenvuelven con dignidad estas madres que no tienen acceso a ningún tratamiento y que saben que van a morir. Me sentí muy pequeña", dijo Lennox en Londres.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de octubre de 2005