ELECCIONES EN ARGENTINA | Triunfo para el presidente

Kirchner interpreta la victoria electoral como un aval a su gestión

Los candidatos del presidente argentino logran el 40% de los votos

Tras la rotunda victoria obtenida el domingo por el partido del presidente argentino, Néstor Kirchner, en las elecciones legislativas, el mandatario se dispone a renovar su Gobierno al menos en tres carteras, entre ellas las estratégicas de Exteriores y Defensa. Un 40% del electorado apoyó las listas del peronista Frente Para la Victoria (FPV) o a sus aliados, y desde el Ejecutivo se considera el resultado como un respaldo a su gestión.

La victoria de Cristina Fernández de Kirchner en la provincia de Buenos Aires superó los pronósticos más optimistas de su equipo. La senadora obtuvo el 46,01% de los votos de la provincia más poblada de todo el país, aventajando en más de 26 puntos a su rival, la también peronista Hilda Chiche Duhalde, quien llegó al 19,70%. Por tanto, el peronismo obtuvo el 65,71% del total de votos de la provincia, que se mostró como el territorio cuyo apoyo es imprescindible para llegar a la Casa Rosada.

"Es un gran aval político", destacó el ministro de Defensa, José Pampuro, senador electo, quien manejó la cifra de un 40% en todo el país para el FPV. Por su parte, el jefe de Gabinete de Kirchner, Alberto Fernández, dijo que más que la decisión sobre los escaños en juego, había sido el trabajo del Gobierno lo que se había juzgado. "Estamos muy contentos porque hemos recibido una adhesión enorme de todo el país, que fue casi un plebiscito a la gestión", señaló.

Está previsto que, a principios de diciembre, Kirchner anuncie los nuevos nombres que sustituirán al citado Pampuro en Defensa, a Alicia Kirchner, hermana del presidente, al frente del Ministerio de Desarrollo Social y a Rafael Bielsa en Asuntos Exteriores. Antes, Argentina albergará la Cumbre de las Américas, con la presencia de jefes de Estado de todo el continente, incluido el presidente estadounidense, George W. Bush.

En el campo contrario al kirchnerismo, Chiche Duhalde aseguró "estar en paz" con su conciencia, y destacó que el Partido Justicialista (PJ) está en reconstrucción. La abultada derrota de Duhalde -la segunda en las tres veces que ha concurrido a las urnas- supone en la práctica que su marido, el ex presidente Eduardo Duhalde, ya no controla el peronismo y deja muy tocadas las aspiraciones de éste a presentar su candidatura en las presidenciales de 2007.

Liderazgo peronista

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Queda por ver cómo reaccionará el PJ a la victoria de Kirchner. Además del previsible trasvase de cuadros duhaldistas a las filas kirchneristas, queda la cuestión de quién asumirá nominalmente el liderazgo del peronismo. El PJ, al que pertenecen todos, se encuentra actualmente intervenido judicialmente, precisamente por la falta de dirigentes reconocidos.

El otro gran vencedor de las elecciones fue el empresario Mauricio Macri, candidato al Congreso en la ciudad de Buenos Aires por la centroderechista Propuesta Republicana (PRO), que obtuvo el 33,9% de los votos. Macri, presidente además del equipo de fútbol Boca Juniors, se impuso en todos los barrios de la capital argentina y dejó a más de 10 puntos de diferencia a la populista de centroizquierda Elisa Carrió, de Afirmación para una República Igualitaria (ARI). "Nuestro compromiso es consolidar un cambio en la forma de hacer política en la capital y construir la alternativa que el sistema democrático necesita", destacó Macri. Carrió, que sufrió los ataques del FPV para intentar arrebatarle el segundo puesto en la capital, calificó de "cheque en blanco al Gobierno" la victoria de Kirchner.

En tercer lugar en la ciudad de Buenos Aires, y única sombra en la victoria electoral atribuible a Kirchner, quedó el todavía ministro de Exteriores, Rafael Bielsa, una de las personas más leales al mandatario. Bielsa asumió la responsabilidad del tercer puesto del FPV. "Me hubiera gustado darle un triunfo al presidente", señaló.

A Macri le duró poco la tranquilidad del éxito. Desde la provincia de Neuquén, al suroeste de Buenos Aires, su aliado, el gobernador Jorge Sobisch, apenas tardó unas horas en postularse como candidato a la presidencia en los comicios de 2007.

Cristina Fernández de Kirchner saluda a sus partidarios.
Cristina Fernández de Kirchner saluda a sus partidarios.REUTERS

Sobre la firma

Jorge Marirrodriga

Doctor en Comunicación por la Universidad San Pablo CEU y licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra. Tras ejercer en Italia y Bélgica en 1996 se incorporó a EL PAÍS. Ha sido enviado especial a Kosovo, Gaza, Irak y Afganistán. Entre 2004 y 2008 fue corresponsal en Buenos Aires. Desde 2014 es editorialista especializado internacional.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción