El Santander vuelve a EE UU con la compra del 20% del Sovereign, de Filadelfia

La entidad presidida por Emilio Botín desembolsará unos 2.000 millones de euros

El Santander vuelve a Estados Unidos. Ocho años después de abandonar el First Union de Nueva Jersey, el Santander anunció que volvía al mercado estadounidense con la compra del 19,8% del Sovereign Bank, con sede en Filadelfia (Pensilvania) por 2.400 millones de dólares (unos 2.000 millones de euros). La entidad presidida por Emilio Botín podrá lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) sobre el 100% de la entidad de Filadelfia, decimooctava en la clasificación de su país por activos, a partir de 2008. El acuerdo, que debe ser aprobado por las autoridades reguladoras, contempla asimismo el intercambio de consejeros entre las dos entidades.

Más información
La adquisición del Abbey impulsa los beneficios del Santander un 36,8% hasta septiembre

La entrada del Santander servirá para que el Sovereing compre el 100% de un pequeño banco de Nueva York, el Independence Community Bank Corp, que tiene 125 oficinas. El Santander hará la operación con una ampliación de capital del Sovereign de 1.950 millones destinada al banco de Nueva York, así como su autocartera por valor de otros 450 millones de dólares. El Community Bank se valora en 3.556 millones de dólares. El resto que no pone el Santander, se financiará con los recursos propios del Sovereign.

Los Consejos de Administración del Santander y del Sovereign aprobaron ayer por la tarde la operación, y acordaron intercambiar consejeros. Por parte del Santander, serán (posiblemente Emilio Botín y Juan Rodríguez Inciarte) y Jay Sidhu, presidente y consejero delegado del Sovereign, estará en el consejo de la entidad cántabra.

El Santander tiene "interés en este mercado y entrar en el consejo del Sovereign supone tener una ventana al negocio minorista de Estados Unidos", según José Antonio Álvarez, director general financiero del Santander. "Además, Sovereing necesitaba financiación y podíamos ser socios", añadió.

El Santander explicó esta operación dentro de su estrategia "de cambiar participaciones industriales por capital en bancos", según Álvarez, quien aseguró que es una participación financiera "similar a la que tuvimos con el Firt Union o el Royal Bank of Scotland". Sin embargo, Botín ha dejado todo claro y atado en esta ocasión por si el interés fuera adquirir todo el banco para incorporarlo al grupo.

La operación inicial se cerrará en julio de 2006. A partir de esa fecha podrá ir incrementando su participación paulatinamente hasta el 24,9%. Con esta participación, el Santander debe quedarse estático hasta julio de 2008. Entre el 2008 y el 2009 podría lanzar una OPA por el 100%, pero a 40 dólares por acción. No obstante, a partir de julio de 2009, el Santander podría lanzar una oferta por todo el capital sin limitación de precio. Durante este tiempo, se reserva el derecho preferente para adquirir el banco si llega una oferta de un tercero. Ahora la compra es de 27 dólares por acción, lo que supone una revalorización muy importante para los accionistas.

La entidad de Filadelfia tiene un valor en Bolsa de unos 9.000 millones de dólares y la de Nueva York unos 2.700 millones, por lo que la sociedad resultante podría valer unos 11.700 millones. Como referencia, el Banco Popular tiene una capitalización bursátil de cerca de 13.000 millones de dólares. El Sovereign tiene un 5,8% de cuota de mercado y cuenta con 665 oficinas. Con la compra de la entidad de Nueva York, el banco resultante espera ganar 700 millones de dólares en 2006 y tendrá 788 oficinas, 1.100 cajeros automáticos, 10.100 empleados y seguirá siendo el 18º del país, pero el 7º de la zona atlántica.

La operación recortará el ya ajustado nivel de core capital, que es el volumen de recursos propios de máxima calidad con los que hace frente a los riesgos asumidos. Ahora está en el 5,36% y se quedará en el 5,16%, antes de aplicar las plusvalías de la venta de participadas, que ascienden a 2.100 millones de euros.

El Santander ha extendido en los últimos años de forma notable sus actividades por Europa y por Latinoamérica, dónde cuenta con una red de mas de 10.000 oficinas y un valor de mercado en Bolsa de 80.000 millones de dólares. La última gran adquisición del banco fue en agosto de 2004 cuando compró la entidad inglesa Abbey National Bank.

Emilio Botín, presidente del Grupo Santander.
Emilio Botín, presidente del Grupo Santander.PABLO HOJAS

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS