Reportaje:MÚSICA EN 7D

Manolo García regresa al reconstruido Palacio de Deportes

La de Manolo García fue la última actuación del Palacio de Deportes antes del incendio que lo devastó. Construido de nuevo, y mejor adaptado para la música en directo, el nuevo palacio vuelve a acoger al ex cantante de El Último de la Fila, que cierra allí la gira de 106 conciertos que le ha llevado por España para presentar su último disco, Para que no se duerman mis sentidos, publicado hace un año. La canaria Rosana acude a otro palacio, el de Congresos, para estrenar en Madrid las canciones de Magia, su disco más reciente.

Madrid acoge este mes de octubre una nueva edición del Festival de Jazz

- Jazz es otoño. Como cada mes de octubre, Madrid vuelve a acoger el Festival de Jazz, al que también se acogen otros festivales del género y actuaciones en lugares que habitualmente programan esta música. Así, en esta primera semana del vigésimo segundo festival se incorpora la sala El Junco, con la actuación de Ortophonk, y se repite la del Festival del San Juan Evangelista, más veterano que el propio acontecimiento madrileño. En este recinto universitario arranca su decimocuarta edición con el trompetista Erik Truffaz, uno de los renovadores del jazz europeo.

Además, en el Central, pasa la semana el pianista uruguayo José Reinoso, mientras que la cantante Doris Cales la pasa en Populart. En lugares ya incorporados al circuito del jazz madrileño desde hace poco, como Boqui Jazz o El Junco, se reparten estos días las actuaciones, entre otras, de José Antonio Molero, Pepe Torres, Rubén Andreu, German Kucich, Zoco Sus4 o Norman Hogue.

- Canciones en 'palacios'. Siguiendo el título de su disco, el cantante Manolo García parece que sigue con sus sentidos bien despiertos y esta semana se decide a cerrar en Madrid su extensa gira. El que fuera cantante de El Último de la Fila ha sabido sobrellevar el peso de la fama que le proporcionó su anterior grupo, y la responsabilidad de verse en solitario no ha menoscabado su capacidad de composición, ni la fuerza de su directo. Para que no se duerman mis sentidos, del que ha despachado cerca de medio millón de copias, ya fue visto en directo en Madrid la pasada Navidad, pero ahora llega al nuevo Palacio de Deportes.

En otro palacio, la canaria Rosana sí estrena el cuarto disco de estudio de su carrera, Magia, del que ella misma ha dicho ser el más romántico y optimista de su carrera. Más roquero y con referencias a los sonidos de los setenta, Magia no pierde el tono latino que ha dado prestigio a Rosana, que ahora llega al de Congresos madrileño en una gira iniciada en verano.

Y aunque no sea un palacio, Galileo Galilei lo parece por el trato estupendo que da a la música, a sus intérpretes y al público aficionado. La valerosa sala del barrio de Argüelles anda de celebraciones de su vigésimo aniversario y esta semana acoge en un mismo día un mano a mano entre dos monstruos de la canción de autor española: Luis Pastor y Pedro Guerra. Su sala hermana, Clamores, recibe a Carlos Chaouen, destinado también a convertirse en figura de la canción de autor, y al roquero sevillano Albertucho, cuya actuación se incluye dentro del programa Artistas en ruta que pasea por todas las autonomías artistas de comunidades ajenas bajo el patrocinio de la sociedad de gestión AIE (Artistas, Intérpretes o Ejecutantes).

- Mirando al Sur. El multiinstrumentista y polifacético músico madrileño Luis Delgado presenta en el Festival Madrid Sur su último trabajo, denominado Tánger. Se trata de una obra exquisita en la que Delgado da rienda suelta, en dos enjundiosos CD, a lo que le inspira esa ciudad marroquí que él soñó blanca cuando, en su tierna infancia, se quedaba dormido con una radio bajo la almohada que emitía documentales sonoros sobre lugares mágicos del Mediterráneo. Un serio trabajo que junta culturas y que ha contado con la ayuda del músico árabe Mohamed Serghini el Arabí.

En la sala Copérnico hay otro encuentro que mira también al Sur y a los países más pobres del mundo. La organización Intermón Oxfam está tratando de concienciar a la sociedad de la necesidad de un comercio con justicia. Pretende que se compren productos con la garantía de que en su elaboración se han respetado los derechos humanos, los trabajadores han recibido salarios justos y no han intervenido intermediarios explotadores. Amaral, Dover, Tontxu, Cristina del Valle, Jorge Drexler y muchos más artistas participarán de una fiesta que persigue esos objetivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50