Arturo Alario representa al grupo financiero en varias sociedades

Arturo Alario, director de Inversiones de Bancaixa, ha desempeñado desde que llegó a la entidad, en la década de los 80 y procedente de la empresa de distribución comercial Nusico, diferentes responsabilidades en el organigrama de la caja de ahorros.

Alario se ha encargado, entre otras tareas, de la red comercial de la entidad financiera y de los asuntos relacionados con el sector público. En estos momentos dependía del director general adjunto Aurelio Izquierdo, hombre de confianza del director general Fernando García Checa, que en los últimos años ha convertido la división inmobiliaria en uno de los grandes ejes de negocio de la caja de ahorros.

Además de director de Inversiones, Alario es director de CISA y fue en su día vicepresidente de la filial Actura. Según fuentes de la entidad, es la persona que controlaba todo el área inmobiliaria. También ha sido consejero en los consejos de administración de varias de las sociedades participadas por el grupo debido a su puesto actual.

En enero de 2004, Alario sustituyó al entonces presidente de Bancaixa, Julio de Miguel, poco antes de ser relevado por José Luis Olivas, en el consejo de administración de Enagás. Alario se ha encargado además, como responsable del sector público, de las relaciones entre la caja y sociedades como Terra Mítica. En junio de este año, Alario se convirtió en administrador solidario de la fracasada Corporación de Participaciones Industriales que formaron en su día, a propuesta del Consell, Bancaixa y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

También es consejero de Cavaltur, de CISA, de la sociedad Ribera Salud, que gestiona el hospital de Alzira, y Nova Santa Pola, SL, según figura en el registro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS