Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrazo se afianza como candidato del PRI para las generales de 2006

La retirada de Arturo Montiel de la lucha por la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para las presidenciales de 2006, en medio de un escándalo sobre el origen de su riqueza, despeja el camino a Roberto Madrazo, un político de la vieja escuela del sistema político mexicano, y que en el pasado no dudó en recurrir a formas poco democráticas para llegar al poder.

Montiel, ex gobernador del Estado de México, se distinguió por los ingentes recursos de los que pareció disponer para financiar su campaña política. Hace una semana, llegaron a la prensa informes sobre millonarias transacciones realizadas por sus hijos y esposa, lo que significó su muerte política. Inicialmente acusó a Madrazo de haber filtrado los datos y el jueves decidió tirar la toalla porque, según explicó, "la militancia y la opinión pública nacional han sido testigos de una operación orquestada con el claro objetivo político de debilitar mi candidatura".

A Madrazo, no obstante, aún le queda un rival, aunque de escaso peso político. Es Everardo Moreno, un priísta prácticamente desconocido que se ha registrado en la batalla interna, pero no representa ninguna dificultad para Madrazo, ya que se espera que también se retire antes de que se celebren las primarias priístas previstas para noviembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de octubre de 2005