El Congreso pide ampliar urgentemente los centros de acogida

El Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad (308 votos) pedir al Gobierno la ampliación "urgente de la red de centros de acogida" para inmigrantes "dotándolos de todos los medios que garanticen una estancia digna". El Pleno refrendaba así uno de los once puntos que contenía una moción de Izquierda Verde (IV), defendida por la diputada Isaura Navarro, sobre la inmigración y la situación producida en la frontera de Ceuta y Melilla.

También se aceptó por toda la Cámara que se comprometa un incremento anual de la ayuda al desarrollo "para alcanzar el 0,7% del PIB". Sin embargo, fue rechazada la pretensión de "retirada inmediata del Ejército" que proponía la moción.

Antonio Hernando, en nombre del Grupo Socialista, argumentó que su presencia en las fronteras de Ceuta y Melilla es acorde con la legalidad y está en apoyo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a las que defendió para argumentar su rechazo a otro punto de la moción que pedía que se "ordene el cese de uso de medidas violentas por parte de algunos miembros" policiales.

La españolidad

El Congreso debatió una segunda moción sobre el problema de la inmigración, presentada por el PP, cuyo punto primero rezaba textualmente: "El Congreso de los Diputados manifiesta que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla forman parte incuestionable de la nación española y rechaza solemnemente cualquier petición de soberanía por parte del Reino de Marruecos".

El PSOE y el resto de los grupos se irritaron con esta propuesta. Hernando, en nombre de los socialistas, le replicó a Francisco González (PP) que había defendido la moción, que los ciudadanos de Ceuta y Melilla "no son españoles porque lo diga la moción sino porque lo dice la Constitución" y le acusó de reabrir un falso debate zanjado desde 1978.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hernando recordó que eran los tiempos anteriores a la Guerra Civil, cuando algunos generales franquistas reivindicaban tal españolidad y argumentó que "la españolidad de Ceuta y Melilla no se debate".

El resto de portavoces atacaron con dureza al PP. Joan Puig (ERC) llegó a decirle a González que con el primer punto de la moción le hacía "un favor a Marruecos" porque podía entenderse que se duda de la nacionalidad de las dos poblaciones. Pero el PP se mantuvo impertérrito y González pidió que se votase por separado ese punto primero "para que así nos retratemos todos". Se votó y el PSOE, pese al enfado, dio un sí que con los del PP sumaron 283, frente a 24 noes de los grupos nacionalistas, IV y Mixto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS