Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alicante rinde homenaje a la sueca que salvó el Tossal de Manises

La arqueóloga sueca Solveig Nordström plantó cara y se enfrentó, en la década de los años 50, a las máquinas excavadoras e impidió que arrasaran el yacimiento arqueológico de Tossal de Manises, e impidió que se construyeran apartamentos turísticos sobre la antigua Lucentum. Ayer la Diputación de Alicante, coincidiendo además con la reunión de la Red de Museos del Mediterráneo (MED-MUS), descubrió una placa conmemorativa en su honor.

La profesora de la Universidad de Alicante, Feliciana Sala, ofreció la conferencia La trayectoria humana y profesional de la doctora Solveig Nordström; su contribución a la arqueología alicantina. El presidente, José Joaquín Ripoll, declaró que "la actuación heroica de Nordström ha permitido salvar el yacimiento del Tossal de Manises que, gracias a la musealización llevada a cabo por la Diputación, se ha convertido en un parque arqueológico en el que ciencia y divulgación se conjugan de forma excelente para el uso y disfrute de todos los ciudadanos".

Solveig Nordström, afincada en la actualidad en Benidorm, conoció la arqueología alicantina a finales de los años 50 tras tener noticias de algunos hallazgos de cerámicas y monedas en la finca de La Escuera, en San Fulgencio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de octubre de 2005