Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a dos 'narcos' británicos ocultos en Marbella y desarticula una red de tráfico de cocaína

La policía ha detenido a dos británicos buscados en el Reino Unido por tráfico de drogas a gran escala que se escondían en Marbella (Málaga), y ha desarticulado una red de narcotraficantes hispano-colombiana que introducía en España y Portugal grandes cantidades de cocaína. Ocho personas han sido detenidas en esta última operación, que ha cortado una de las vías de suministro de la citada droga a Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Los detenidos en Marbella son Daniel Roy R., de 26 años, de nacionalidad británica, y Nol S., de 29, nacido en la antigua Yugoslavia. Ambos estaban a punto de escapar, ya que habían sido alertados por miembros de su organización de que España ya no era un lugar seguro para ellos. La advertencia llegó después de que a la red a la que pertenecían les fueran decomisados más de 50 kilos de heroína y se difundieran las caras de ambos en un programa de televisión de la máxima audiencia en el Reino Unido.

Mientras, la denominada Operación Tala ha supuesto la detención de ocho traficantes que ejecutaban el ciclo completo de la cocaína: la importaban desde Colombia, la almacenaban, cortaban (adulteraban), empaquetaban, la hacían circular por España y Portugal y la vendían. El grupo, compuesto por cuatro colombianos y cuatro españoles, traían la droga "en función de las peticiones de sus clientes".

El grupo fue desarticulado definitivamente a partir del 2 de octubre, después de que la policía detuviera en el barrio del Espinillo, en el distrito madrileño de Villaverde, al español Juan José M., quien acababa de salir de la casa de Winston H. U., el colombiano que controlaba la droga tras su llegada a Madrid, con una bolsa de deportes gris.

Los agentes detuvieron al primer citado cuando entregaba la bolsa a otro ciudadano. En el interior transportaban cinco kilos de cocaína. Según supieron después los investigadores, esa partida iba para Extremadura. La policía ha registrado domicilios en Madrid, Yuncos y Cabañas de la Sagra (ambas de Toledo), donde se ha incautado de un fusil Destroyer, calibre nueve milímetros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de octubre de 2005