Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un Clio mayor y más seguro

El superventas de Renault evoluciona en imagen y crece en tamaño para ofrecer un interior más amplio y refinado que refuerza su polivalencia como coche familiar. Incluye las soluciones de seguridad más avanzadas y saldrá a la venta en España el 14 de octubre.

El nuevo Clio es un utilitario popular con grandes ambiciones que ofrece los sistemas de seguridad de los coches grandes, unos de serie y el resto como opción. Mantiene una imagen similar al modelo anterior, pero es un coche completamente nuevo que aporta una línea con más carácter, un interior más grande y cuidado, y muchos detalles que lo distinguen de otros utilitarios, como el tacto de los mandos, el refinamiento de las suspensiones y una larga lista de opciones que incluye casi todo. Saldrá a la venta el 14 de octubre, con unos precios a partir de 11.700 euros.

El mismo estilo con más carácter

El Clio es un modelo clave para Renault, que lleva vendidas casi nueve millones de unidades de este modelo, cuatro de la primera generación, que salió en 1990, y cerca de cinco de la segunda, que se lanzó en 1998. Como sucede con casi todos los superventas a la hora de cambiarlos, la marca francesa ha asumido pocos riesgos. La línea conserva la esencia del anterior modelo y evoluciona su imagen con un diseño continuista que busca realzar el temperamento. Pero el aspecto más destacado es el tamaño, porque ha crecido en todas las direcciones y mide ya 3,99 metros, sólo un centímetro por debajo de la barrera que hasta hace poco separaba a los utilitarios de los familiares compactos. Incluye, como toda la gama, llantas de 15 o 16 pulgadas, que le confieren una mayor presencia estética que otros utilitarios.

Entre los rasgos más llamativos destaca el frontal, que incluye un capó rebajado en el centro con dos resaltes en los lados que recogen los faros. El lateral presenta unas aletas muy marcadas y la zaga se inspira en el Mégane, con una luneta ovalada y el capó posterior abombado. El aumento de tamaño ha elevado el peso en 133 kilos, pero la mayoría proceden de refuerzos en la estructura y los materiales aislantes para mejorar la seguridad en caso de choque y reducir la sonoridad interior, respectivamente. Además se ha mejorado la aerodinámica (CX: 0,34) para rebajar el consumo.

El mayor tamaño se nota mucho por dentro: el nuevo modelo ofrece cinco plazas correctas y mejora su polivalencia para cumplir incluso como coche único de la familia. La resolución interior y los acabados suponen un gran paso adelante en la calidad (ver recuadro derecho). Estas mejoras, combinadas con unas suspensiones basadas en las del Mégane, aportan un confort y una sensación de solidez y consistencia superiores a lo normal en los utilitarios.

Una gama muy completa

El nuevo Clio contará desde su lanzamiento con una gama bastante completa que incluye cinco motores, 1.2 16v. de 75 CV y 1.4 16v. de 100 CV en gasolina, y un 1.5 dCi turbodiésel que se ofrece en tres versiones de 70, 85 y 105 CV. Todos llevan cambio manual de cinco marchas, salvo el 1.5 dCi de 105 CV, que tiene seis velocidades. En diciembre llegará un motor 1.6 16v. de 110 CV, y en primavera de 2006, el Clio Sport de 200 CV.

Hay cuatro ambientes interiores: Authentique, Expressión, Dynamique y Privilege. Éstos se pueden combinar con otros tres niveles de equipamiento, Pack o básico, Confort y Luxe, lo que supone 19 alternativas en cada carrocería. Toda la gama incluye de serie al menos cuatro airbags, reposacabezas delanteros activos (reducen las lesiones cervicales), ABS, ordenador de viaje, dirección asistida, elevalunas delanteros eléctricos y cierre centralizado. El ESP y el aire se pagan aparte (600 y 1.010 euros). Y se encuentran muchas opciones poco habituales en coches pequeños: faros de xenón que giran en las curvas (610), navegador (1.010 euros), radio-CD con MP3 (150 euros), sensores de lluvia y faros (100)... La carrocería cinco puertas cuesta 500 euros más, y los precios suben entre un 5% y un 10%. Pero Renault seguirá vendiendo el modelo anterior como Clio Campus, con tarifas más asequibles.

UN INTERIOR AMPLIO Y PRÁCTICO

EL DISEÑO abombado de la zaga del nuevo Clio permite aumentar la capacidad del maletero hasta 288 litros, 33 más que en el modelo anterior, y llega hasta 1.038 si se abaten los asientos.

Sin embargo, la mejora más sustancial del nuevo Renault es el aumento del espacio interior: es casi cinco centímetros más alto delante y cerca de seis atrás, lo que permite alojar a adultos de hasta 1,88 metros en las plazas posteriores sin que toquen en el techo. También se ha aumentado tres centímetros el espacio para las rodillas en los asientos de atrás, y cuenta con buenos huecos para objetos, entre los que destaca una guantera refrigerada con capacidad para botellas grandes, bolsas grandes en las puertas y, según las versiones, cajones debajo de los asientos delanteros y hasta una tarjeta de apertura y arranque manos libres disponible como opción (260 euros).

El nuevo Clio presenta una elaboración mucho más cuidada que incluye mejores materiales, una calidad de acabado notable y un diseño más refinado. Y se ha mejorado también la insonorización y las suspensiones para ofrecer un mayor confort.

SEGURIDAD INFANTIL

EL CLIO ha logrado la calificación máxima de cinco estrellas en las pruebas de choque de Euro NCAP, y cuatro estrellas, también el máximo, en las de protección infantil. El nuevo Renault estrena un asiento central trasero, pensado para niños de 6 a 10 años, que incluye un cojín acortado para que vayan más cómodos. Además se ofrece un paquete opcional (160 euros) con una guía para el cinturón que mejora la sujeción de la cadera y el cuello de los pequeños, y un reposacabezas especial (en la imagen) para recoger mejor la cabeza.

El equipo de serie incluye siempre ABS y cuatro airbags (frontales y laterales delanteros) en las versiones cinco puertas y seis en las de tres puertas, que añaden dos airbags en la base de los asientos delanteros: se despliegan en caso de impacto y evitan que los ocupantes se deslicen por debajo del cinturón. Entre las opciones cuenta también con airbags de cortina (160 euros), control de estabilidad ESP (600) y sensor de presión de ruedas (160).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de octubre de 2005

Más información